Los menores de edad se quedan solos en casa y sólo salen de ella para asistir al colegio donde no se conoce que clase de ejemplo pueden percibir y si adoptarán las acciones que ven en sus similares.


En los últimos días dirigentes denunciaron que menores desde los 12 años fueron hallados en los colegios con aliento alcohólico o incluso ebrios.

Los primeros rayos del sol entran por la ventana y Flora Quispe y su esposo salen de casa dejando en la olla el almuerzo del día para los pequeños que aún duermen. Deben llegar temprano a su puesto de venta para ordenar los productos que ofrecen, desde ahí llamarán de vez en cuando para preguntar qué hacen los chiquillos, sin embargo, nunca tienen la certeza de su ubicación ni de su rutina; cuando las estrellas se muestran en el firmamento, recogen su mercancía y retornan a su hogar, la olla está vacía y sus dos niños están ya dormidos.

Según el director de la carrera de Sociología de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) Víctor Uriarte, esta es la realidad de muchos ciudadanos alteños y las consecuencias de esa rutina desemboca en problemáticas sociales donde los más perjudicados son los grupos sociales indefensos.

En los últimos días, han surgido denuncias de que menores alteños desde los doce años se encuentran inmersos en el consumo de alcohol en sus propios colegios, al respecto, el sociólogo identificó como la primera causa al contexto diario en el que se desenvuelven las familias de esta ciudad.

Uno de los encargados de denunciar esta problemática fue el dirigente de los Maestros Urbanos de El Alto, Severo Apaza, quien aseguró en una entrevista con la Red Erbol que los menores fueron encontrados en algunas aulas de la urbe alteña con aliento alcohólico e incluso ebrios presumiblemente producto de la crisis económica en las familias.

"Los niños están así, no por los padres, sino producto de esa realidad (de la crisis económica). Nosotros vemos que desde los 12 a 13, en algunas unidades educativas se han encontrado en estado de ebriedad o que asisten con aliento alcohólico", afirmó.

Por su parte, Marco Oña, técnico de seguimiento y supervisión de la Dirección Distrital de El Alto, comentó que aunque existe el fenómeno del alcoholismo en los colegios de El Alto no se cuenta con un registro de estas situaciones porque de acuerdo con el Reglamento de Administración y funcionamiento de Unidades Educativas (Rafue), lo que corresponde es determinar la suspensión mediante un concejo.

"La norma es clara, en caso comprobado de consumo de bebidas alcohólicas o estupefacientes de cualquier tipo se procederá a la suspensión definitiva del alumno, esta expulsión se determinará en un concejo de maestros y junta de padres de familia", expresó Oña, asimismo, dijo que este tipo de determinaciones debe presentarse en un informe al Director Distrital correspondiente de manera escrita.

"Esta semana se recibió el informe de dos casos, la Unidad Educativa 12 de Octubre procesó a un estudiante por encontrarle aliento alcohólico y otro colegio está realizando la investigación a cuatro estudiantes por el mismo motivo", agregó Oña.

CONSECUENCIAS MÉDICAS

Las consecuencias médicas del consumo de alcohol en menores de edad son las mismas ocasionadas en un adulto.

"Las patologías pueden variar entre una acides a una cirrosis o insuficiencia renal, pero claro debe haber un proceso de evolución del daño", señaló el médico general Fabio Muñoz.

Asimismo, explicó que el proceso de borrachera abarca cinco puntos.

"En primera instancia la persona siente emoción, se pone eufórica y alegre, el segundo y tercer grado es caracterizado por una depresión en el que se busca el afecto de los presentes, (el yo te estimo, yo te aprecio), el cuarto y el quinto comprende un estado entre desequilibrio y coma alcohólico; es en esta instancia que el individuo no responde a ningún impulso, su cuerpo se transforma en un bulto. Para un menor llegar a este punto es crítico, puesto que se expone a todo tipo de peligros", indicó el experto.

http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_08/nt120820/nacional.php?n=72&-sociologo-afirma-que-la-realidad-social-altenia-induce-al-consumo-de-