Dos dirigentes de unidades educativas denunciaron este jueves que el secretario Ejecutivo de la Federación de Estudiantes de Secundaria de El Alto, Remberto Cruz, es funcionario de la Alcaldía Municipal y salió bachiller hace cuatro años.

El presidente del Centro de Estudiantes del colegio Juan Capriles, Franklin Ríos, y el representante del Tribunal Disciplinario de la FES, Juan Marca, cuestionaron su conducta y anunciaron que promoverán sea removido de su cargo.

La realización de un congreso de estudiantes de colegio degeneró en mutuas acusaciones de vínculos laborales y supuestas prebendas desde la Dirección de Juventudes de la comuna local.

Cruz deslindó responsabilidades, se declaró inocente de las sindicaciones y anunció proceso penal contra sus presuntos detractores.

Ríos indicó que Cruz no tiene moral para dirigir la Federación de Estudiantes de Secundaria de la ciudad de El Alto, porque existen dudas sobre su comportamiento y además, su gestión concluyó cuando salió bachiller.

"Se tuvo que suspender el congreso. Nosotros como centro de estudiantes hemos tenido que sacar un voto resolutivo porque hace cuatro años salió del colegio", indicó.

Remberto Cruz fue acusado de manejo displicente de recursos pertenecientes a los estudiantes de colegio, uso indebido de influencias en operativos de la Alcaldía en bares y cantinas y de contar con un ítem en dicho municipio.

El representante del Colegio Juan Capriles señaló que entregarán la denuncia a autoridades de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivi, Central Obrera Regional y al alcalde Juan Patana.

"Vamos a decirle al alcalde que él (Cruz) tiene un cargo de funcionario público. Vamos a hacer llegar el con cargo de funcionario público. Este compañero se molesto en un ampliado y me quiso suspender del comité ejecutivo", remarcó.

Juan Marca, presidente del Tribunal Disciplinario de la Fes sostuvo que ampliarán las investigaciones para aclarar todas las denuncias.

"Hasta que se lleve adelante un proceso de investigación por las denuncias públicas se encuentra suspendido. Obviamente ese proceso de investigación se aclarará. Está sometido a una evaluación dentro de la comisión orgánica en el congreso ordinario. La única forma de trabajo que llevamos a cabo en consenso es de manera imparcial. Que no se diga que los estudiantes cometen actos irregulares", apuntó.

El delegado estudiantil remarcó que el Tribunal que investigará las denuncias tiene que obrar con imparcialidad, con la finalidad de evitar malas interpretaciones.

"Soy inocente"

Remberto Cruz dijo que no era funcionario del Gobierno Municipal de El Alto y acusó, por el contrario, que otros postulantes en la sucesión de su máximo cargo sí tienen intereses políticos con esa institución.

"Primero estamos en congreso. Yo no entiendo a esos compañeros porque razones hacen esas alusiones. Yo no puedo aceptar que ex funcionarios públicos me denuncien. Son movidas políticas. Voy a iniciar una querella penal contra esos compañeros. Voy a ir a la base legal. Mañana puedo salir denunciando a ellos también, no tienen derecho de acusarme. El famoso diezmo que recibieron. Que estén callados, yo me estoy yendo", enfatizó.

El dirigente de la FES insinuó que Giovanna Tintaya y otras personas relacionadas con dicha entidad colegiada fueron echada de la Dirección de Juventudes. 

"Yo no tengo nada que ver que me demuestren si firmé aval político. No se puede difamar alegremente. El alcalde no nos da directamente (dinero). Nosotros presentamos proyectos y el alcalde debe aprobar", concluyó.

El Alto, 6 septiembre 2012-A.P.