Álvaro Valero
    Álvaro Valero
    Una vecina de Obreros Ferroviarios señala el área afectada.

    • Dueños de viviendas en alerta por inicio de labores topográficas


      OBRAS Al menos 12 inmuebles -que albergan a unas 30 familias- de las zonas Obreros Ferroviarios y Túpac Amaru se verían afectados por la construcción de dos estaciones.

      Remberto Callisaya / El Alto - 30/01/2013


    Propietarios de 12 viviendas de las zonas Obreros Ferroviarios (colindante con la 16 de Julio) y Túpac Amaru (colindante con Ciudad Satélite) de El Alto rechazan la eventual expropiación de sus propiedades para la construcción de dos estaciones del teleférico La Paz -El Alto, cuyas obras arrancarán en marzo.

    Según testimonios de dueños de casa e inquilinos de ambos sectores -suman alrededor de 30 familias- técnicos españoles efectuaron levantamientos topográficos en áreas públicas aledañas a sus casas e incluso pintaron señales y códigos en los muros.

    Vecinos en alerta

    "Progreso sí, expropiación no", "Patana traidor", "Presidente Evo no nos quites nuestro patrimonio", se lee en algunos de los carteles que habitantes del manzano E de la avenida Panorámica de Obreros Ferroviarios pegaron en muros de cinco viviendas, las que serían expropiadas para una de las estaciones del teleférico.

    "Hace más de una semana vinieron personeros del Ministerio de Obras Públicas y técnicos españoles y nos dijeron que aquí se construirá una estación del teleférico, pero nadie nos dijo que nuestras casas serán expropiadas", afirmó Justina Medina de Rivera.

    Explicó que su familia habita en el lugar hace más de 20 años y que construir su vivienda le costó mucho esfuerzo, por lo que "difícilmente" la abandonará.

    "Nos hablaron de fases y no descartan que en la segunda o tercera fase se afecte a más inmuebles. Por eso la Junta de Vecinos, presidida por César Gutiérrez, convocó para hoy a una asamblea para analizar el tema. Desde ya, no saldremos de nuestras casas, pase lo que pase", declaró Máximo Mayta.

    Entre los afectados extraoficialmente figurarían José Luis Callisaya, Ramón Vargas, Justina Medina de Rivera y Roger Quispe, posiblemente también la familia Mayta.

    "No confiamos en los compromisos del Gobierno, así digan que las compensaciones sean excelentes", dijo uno de ellos.

    Similar panorama se vive en la zona Túpac Amaru, donde son siete las viviendas que podrían ser expropiadas, las de Leandro Alcón, Natividad Ticona, Lucio Ticona, Félix Marín, Gregorio Cerón y Lucio Ramírez, quienes tienen a varias familias inquilinas.

    Según Cristina, hija de Natividad Ticona, técnicos del Ministerio de Obras Públicas comentaron que se expropiarán por lo menos estas siete viviendas ubicadas en la calle Puerto Hinojosa.

    "No nos notificaron. Ojalá que podamos reunirnos, ya que hace más de un año no tenemos dirigentes", señaló.

    Una de las inquilinas de esa cuadra dijo que su dueño de casa le pidió que se busque otra habitación, ya que es segura la expropiación. "No sé qué hacer, me acostumbré aquí", afirmó.