Dos avenidas se deterioran por carencia de drenaje pluvial


El asfalto de la avenida Santa Vera Cruz, en el Distrito 5, está destrozado, lleno de huecos grandes del tamaño de una llanta, y los vehículos no pueden correr sobre él. Así también está la avenida Sucre B, ubicada en la misma zona, y prolongación de la primera.

Destrozos. Una vista de la avenida Santa Vera Cruz, con baches y agua. Juan Pablo Muñoz

Destrozos. Una vista de la avenida Santa Vera Cruz, con baches y agua. Juan Pablo Muñoz

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas El Alto

04:39 / 23 de diciembre de 2013

El asfalto de la avenida Santa Vera Cruz, en el Distrito 5, está destrozado, lleno de huecos grandes del tamaño de una llanta, y los vehículos no pueden correr sobre él. Así también está la avenida Sucre B, ubicada en la misma zona, y prolongación de la primera.

La causa del problema, según la admisión de la Alcaldía de El Alto, es que la primera fue construida sin alcantarillado pluvial, y la segunda sufrió el mismo desperfecto pese a tener alcantarillado pluvial porque éste está taponado.

Ambos tramos fueron ejecutados, informó la Alcaldía, por el Comando General de Ingeniería del Ejército, que entregó la obra en 2002.

En las avenidas se colocaron micropavimentos de tres centímetros de espesor, que es mucho más delgado del normal que oscila entre siete y 10 centímetros, explicó el proyectista de la Dirección de Proyectos Distritales, Basilio Chanez.

"Las características del micropavimento no están acordes al clima de la ciudad. Las permanentes lluvias provocaron un deterioro más acelerado al correr las aguas por la superficie de la vía, sobre todo en el carril de bajada o de norte a sur, pero cabe aclarar que si hubiera existido drenaje pluvial el asfalto habría durado más tiempo e incluso podría seguir en perfectas condiciones", dijo el experto.

La avenida Sucre B, que se halla a un costado de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), tiene drenaje pluvial, pero los canales fueron taponados con material de arrastre y por lo tanto también el agua deterioró el pavimento de esta vía.

"Este año se hizo una limpieza con el Centro Operativo de Emergencias (COE) y se verificó que la tubería del drenaje pluvial está en buenas condiciones, se ha liberado el agua hacia la avenida Juan Pablo II, pero es mucha el agua que llega hacia ese sector, por lo que se proyectó crear un canal por calles adyacentes y eso tuvo un rechazo vecinal", agregó Chanez.

La Razón recorrió el sector y observó que muchos sectores del pavimento están dañados con baches que los vehículos están obligados a esquivar para avanzar o de lo contrario lo hacen despacio para evitar sufrir daños. Como el asfalto ha desaparecido en muchos sectores, en ellos se puede observar el grosor del asfalto, que es de tres centímetros, la arena e incluso la tierra que está debajo de la vía.

También se puede ver, en esta época de lluvias, que los baches están anegados con agua.

Los vecinos están preocupados por esta situación. "No sabemos si hubo un criterio técnico para ejecutar el asfaltado, porque éste no ha durado mucho tiempo", se lamentó Javier Bautista.

"Hemos visto a varios soldados trabajando para pavimentar esta avenida, desde que terminaron siempre se inundó el lugar y el pavimento se fue deteriorando rápidamente, la pregunta que hacemos es por qué y nadie la respondió hasta ahora", agregó David Chambi.

El jefe de la Unidad de Proyectos, Juan José Peña, dijo que el deterioro del asfalto es natural, pero admitió que una vía con un asfalto de tres centímetros se destroza más rápido con la acumulación de agua.

Al referirse a la avenida Santa Vera Cruz, sostuvo que ante el daño de esta vía se proyectó mejorarla, inicialmente con el recapamiento de la misma y la conexión de una bóveda por calles adyacentes hacia el río Seco, pero los vecinos rechazaron el proyecto municipal.

Los habitantes del sector exigieron a las autoridades el colocado del cemento asfáltico para no repetir la historia del asfaltado que, en ese lugar, se llevó el agua.

Intervendrán 700 metros

La Alcaldía de El Alto, a través de la Dirección de Proyectos Distritales, realizará el recapamiento de 700 metros lineales de la avenida Santa Vera Cruz, entre las intersecciones de las avenidas Pucarani y 3 de Mayo del Distrito 5, donde actualmente existe el asfalto dañado.

El costo de esta obra, explicó el jefe de la Unidad de Proyectos, Juan José Peña, será de 7,2 millones de bolivianos para una superficie intervenida de 23.681 metros cuadrados.

Los trabajos, que se efectuarán desde abril del próximo año, serán movimiento de tierras y pavimentado de la calzada. "Para ello se tiene previsto la reconstitución del paquete estructural de pavimento del carril izquierdo o el que recorre de norte a sur la vía, y el recapado del carril derecho, y  el colocado de señalización".

También se ha previsto el mejoramiento de la jardinera central y posteriormente el colocado de luminarias.

Este plan fue definido luego de realizar un análisis de esta avenida dañada. Explicó que en el carril de subida se realizará un recapamiento, porque aún existen tramos con asfalto y pueden ser utilizados.

"Si nosotros sacamos todo el asfalto estaríamos desechando una obra que aún tiene vida útil e incurriríamos en daño o malversación", acotó.

Pero aclaró que en el carril de bajada se quitará todo el material dañado y solo permanecerá el que esté apto.  

En cuanto al drenaje pluvial, se ejecutará un proyecto de construcción de una bóveda por calles aledañas a la avenida, hasta desembocar a río Seco. Los vecinos, dijo, aprobaron este plan.

Asfaltarán la avenida Sucre B

La avenida Sucre en El Alto tiene dos ramales: A y B. Ambas están a los costados de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) y ambas quedaron deterioradas por el taponamiento del alcantarillado pluvial.

La Alcaldía intentó refaccionarlas, pero no pudo avanzar en los dos extremos. Los vecinos de la avenida Sucre A aceptaron el trabajo, pero los de la Sucre B, no. El argumento era que el colocado de nuevo asfalto tendría el mismo destino que el trabajo original, es decir llenarse de baches.

La comuna logró convencer a los vecinos de la Sucre A y entre el 27 de marzo de 2012 y el 27 de febrero de 2013 reparó la avenida con una inversión de 2,8 millones de bolivianos.

Allí se colocó pavimento flexible a cuatro carriles en 840 metros lineales con un ancho de calzada de 6,10 metros, y también se puso sumideros.

Con este trabajo concluido, la Alcaldía volvió a conversar con los vecinos de la Sucre B y esta vez aceptó colocar en esa vía el cemento asfáltico. Ahora, el trabajo está en proceso de licitación a la espera de las propuestas de las empresas interesadas, informó el jefe de la Unidad de Proyectos, Juan José Peña.

El colocado del pavimento rígido tendrá un presupuesto de 4,1 millones de bolivianos.

Para evitar los problemas pasados, es decir el taponamiento del alcantarillado pluvial, se ha previsto el colocado de bocas de tormenta y sumideros para mejorar la capacidad de absorción de agua.

"El rechazo de los vecinos fue contundente porque dudaban de que el asfalto que se coloque dure y porque no estaban seguros de si existía un sistema de drenaje pluvial, para ellos significaba una pérdida de dinero", explicó Peña la actitud vecinal.

La señora Arminda Choque, vecina contigua a la avenida Sucre B, confirmó el rechazo. "Pensamos en aquella oportunidad que más que un beneficio la obra iba a perjudicar a los vecinos, porque el agua se acumula en estos sectores".

Los vecinos lograron que el segundo tramo de la Sucre B sea mejorado con cemento.

Mejoran otro tramo de la Santa Vera Cruz

La Alcaldía también trabaja en el mejoramiento del segundo tramo de la avenida Santa Vera Cruz, el sector que actualmente es de tierra. La obra comenzó hace un mes y medio.

En este sector, entre las calles Berenguela y Radio Abaroa, se colocará cemento asfáltico, con una inversión de 2,1 millones de bolivianos, informó el director de Movilidad Urbana y Transporte, Ernesto Machicao. El proyecto a diseño final fue elaborado con un costo de 250.000 bolivianos.

En 2011, vecinos de los distritos 5 y 6 bloquearon esta avenida, que se conecta con los accesos al botadero municipal, y amenazaron con cerrar las válvulas de distribución de agua potable si es que no se daba inicio a las obras.

El alcalde de El Alto, Édgar Patana, se vio obligado a firmar un acuerdo en el que se comprometió a ejecutar esta obra.

El convenio estipulaba que el trabajo se ejecutaría en 121 días y que la avenida tendría cuatro carriles a cada lado, además de separadores y luminarias.

Para materializar este compromiso, la Alcaldía logró del Banco Mundial (BM) un crédito de 12 millones de dólares, que además estaba destinado a otras obras. En la Santa Vera Cruz se invertirá el 40% de ese dinero.  

En esta vía también se instalará el drenaje pluvial, se colocarán servicios básicos y se nivelará la plataforma. Este sector tiene una longitud de tres kilómetros y un ancho de vía de 40 metros, con cuatro carriles a cada lado.

Fuente: La Razón

Previous
Next Post »