Inseguridad. La organización Arcos Iris fue vinculada a atracos

Protesta. Vecinos de Villa Adela bloquean en la avenida Circunvalación en contra de Arco Iris.

Protesta. Vecinos de Villa Adela bloquean en la avenida Circunvalación en contra de Arco Iris.Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:01 / 28 de enero de 2014

Vecinos de Villa Adela decidieron expulsar al sindicato de minibuseros Arco Iris, debido a que lo vinculan a asaltos, atracos y muertes. Ayer iniciaron un bloqueo de calles para impedir que circulen y colocaron escombros en las puertas de su sede.

El sábado por la tarde se llevó a cabo un cabildo en esta zona. En él se determinó que las tres juntas de vecinos, Plan 560, Plan 145 y Central Villa Adela, tomen acciones en contra de este sindicato. El argumento fue que no ofrecían un buen servicio y que algunos de sus afiliados están vinculados a los delincuentes.

Hace una semana, tres miembros de una banda de violadores y cogoteros que operaba en un minibús con el letrero de Arco Iris fueron detenidos por la Policía cuando atacaban a una persona.  "No es la primera vez que en las noticias se informa sobre voceadores y choferes de este sindicato que están involucrados en este tipo de hechos", manifestó Lorena Arteaga, vecina del barrio mientras bloqueaba la avenida Junín.

En febrero de 2012, la Policía atrapó a una banda de cogoteros, liderada por Edwin Campos Valdez, que se hacía llamar Cumbayo. Éstos fueron detenidos con cuatro minibuses que portaban los letreros del sindicato Arco Iris.

Bloqueo. Ayer, los vecinos impidieron el paso de los minibuses y otras movilidades desde las 08.00. Colocaron piedras y palos, quemaron llantas y formaron murallas humanas en las principales avenidas y calles adyacentes de este barrio, de modo que el resto de las personas tuvieron que caminar para trasladarse.

Cerca de las 11.00, en la avenida Circunvalación, frente al colegio Jesús de Nazareth, se produjo un amague de enfrentamiento entre choferes y vecinos porque estos últimos les impedían pasar. A las 12.30, al menos 100 personas fueron hasta la sede del sindicato Arco Iris y colocaron piedras en la puerta de ingreso de su edificio. No hubo enfrentamiento porque la sede estaba cerrada.

Según el presidente de la junta de vecinos Central Villa Adela, electo el domingo, Édgar Gonzales, no se admitirá una negociación con los choferes. "En varias oportunidades se les ha perdonado por el mal servicio y además no controlan a quiénes afilian", dijo.

Choferes no solicitan antecedentes policiales

Choferes de cinco minibuses de sindicatos distintos que trabajan en El Alto manifestaron a La Razón que sus gremios solo exigen a los nuevos afiliados el carnet de identidad y la licencia de conducir.

Por ejemplo, Rodrigo Yujra, del sindicato Unión y Progreso, dijo: "Para ser más claros, solo están los documentos que certifiquen tu identidad, que eres chofer profesional y una carta dirigida al sindicato, indicando si eres propietario o asalariado".

Según el secretario Ejecutivo del sindicato mixto de Transporte Arco Iris, Freddy Ortega, este gremio sí pide certificado de antecedentes de la Policía a quienes pretenden ingresar. "Justamente por lo que pasó hace dos años,  pedimos estos antecedentes de buena conducta y de que no tengan cuentas pendientes con la justicia".

Pero en cuanto al servicio, Ortega admitió un mal servicio a Villa Adela pero argumentó la falta de motorizados en horas pico. La Razón evidenció, además, en varias oportunidades que este sindicato ofrece un servicio deficiente, debido a que en lugar de anunciar una ruta completa hasta la Ceja solo viaja hasta el cruce a Viacha.

Vecinos molestos

'Que sea un transporte vecinal': Gabino Mamani

"Lo que proponemos es que los vecinos que tengan una movilidad y no tengan trabajo se sumen a la iniciativa de crear un transporte vecinal. Como una segunda propuesta, llamaremos a otros sindicatos y les prometeremos protegerlos de los afiliados a Arco Iris en caso de que éstos pretendan atacarlos".

'Nos amenazaron de muerte': Ana Mendieta

"Los choferes de Arco Iris nos dijeron de manera textual: 'Como dicen que somos cogoteros, ahora van a saber lo que somos, cualquier cosa les puede pasar y es mejor que se cuiden'. Además, amenazaron a los dirigentes y sus familias. Les dijeron que si los expulsan ellos serán víctimas".

'Asaltaron a mi hijo dos veces': Mery Tarqui Dávalos

"Cómo no vamos a pedir que se vayan. En mi caso es porque a mi hijo lo asaltaron dos veces en un minibús. Lo peor de todo es que estamos indefensos porque ellos controlan las rutas. Pedimos que Villa Adela tenga autonomía, que decida qué sindicatos ingresan y cuáles no".

Fuente: La Razón