La urbanización Mercedario Sector 4-Sub sector Hugo Chávez tiene tres áreas de equipamiento que pueden ser destinadas a la construcción de una unidad educativa, un centro de salud, campos deportivos o un módulo policial, pero que por el momento es un sueño a largo plazo, debido a que no existe financiamiento para construir dichas infraestructuras a pesar del compromiso del Ejecutivo Municipal.

Sin embargo, Alfredo Morales, presidente de la zona, señaló que existen algunos proyectos que con la buena voluntad de las autoridades se pueden convertir en una realidad, como es el deseo de sus habitantes, porque los tres sectores destinados para obras tienen superficies que fácilmente pueden ser utilizadas en obras que precisan los vecinos.

Es el caso de la primera área que tiene una superficie de 8.900 metros cuadrados, donde se tiene programado proyectar un colegio para los niños y jóvenes del barrio, porque en la actualidad las personas en edad de estudio asisten a otras unidades educativas que en muchos de los casos se les hace difícil por la distancia y en algunos debido a que no corresponden a la jurisdicción, según las normas.

La segunda área verde consta de una superficie de 7.186 mil metros cuadrados, donde se tiene programado proyectar un multifuncional polideportivo y algunas plazas y parques que tanta falta hace a la zona, siendo que en el momento no tienen ninguno de esos privilegios.

Finalmente, otro sector que está destinado para el esparcimiento de la vecindad es un espacio de 379 metros cuadrados, el mismo que según el presidente del directorio se tiene programado construir un centro para mujeres emprendedoras, donde podrá trabajar en diferentes rubros como tejido, alimentación y otros referidos a estos temas.

Otro de los trabajos que se tiene programado para la zona es mediante la Organización de Participación Vecinal (OPV), en coordinación con la empresa de aguas Epsas, para implementar el proyecto de agua y alcantarillado, además con una contraparte de la organización en la parte económica del bolsillo de los propios vecinos.

"Hemos decidido realizar este tipo de trabajos con Epsas, para lo cual nos hemos organizado en esto que lo hemos llamado OPV, porque no existe otra manera de conseguir algunas de nuestras necesidades como en este caso el agua y el alcantarillado, actitud que desde todo punto de vista es plausible, porque cada vecino ha decidido poner de su bolsillo más de mil bolivianos con tal de contar con este líquido elemento como es el agua", dijo su presidente.

Fuente: El Diario.