Miles de personas recorrieron por las avenidas 6 de Marzo y Juan Pablo II en busca de un vehículo que pudiera trasladarlas hasta la ciudad de La Paz.

Los vecinos de la ciudad de El Alto manifestaron su rechazo al paro de 48 horas asumido por los choferes del transporte público. La población alteña se vio ayer obligada a utilizar distintos medios para trasladarse, la medida generó protestas y el repudio de la ciudadanía alteña.

Los ciudadanos se vieron obligados a salir a tempranas horas de sus hogares para llegar a sus destinos a tiempo, pero el conflicto impidió que lograran completar su rutina diaria.

"Esto es el colmo, nos dan mal servicio, quieren incrementar sus tarifas y ahora se ponen a bloquear. Esto sólo perjudica a la población y las autoridades no hacen nada para darnos apoyo o solucionar el conflicto", aseguró Martha Villca, una ciudadana que se vio obligada a caminar varios kilómetros para llegar hasta la urbe paceña a cumplir con sus labores diarias.

Al igual que ella, miles de personas recorrieron ayer las avenidas 6 de Marzo y Juan Pablo II en busca de un vehículo que pudiera trasladarlas hasta la sede de Gobierno, sin embargo, el amedrentamiento de los choferes impidió que los transportistas salieran a las calles a cumplir con sus funciones.

A pesar de esto, algunos conductores buscaron aprovechar la ocasión para ganar algo de dinero extra explotando la desesperación de las personas, por lo que taxistas cobraron entre tres y cinco bolivianos por el traslado en tramos cortos.

Agregado a ello, "mototaxistas" aparecieron en escena siendo los encargados de trasladar a los ciudadanos, uno a uno, por diferentes sectores de la ciudad, para esto cobraban entre cinco y diez bolivianos dependiendo de la ubicación deseada.

Asimismo, dueños de camionetas salieron con sus motorizados por diferentes sectores de la urbe trasladando en la parte posterior de sus motorizados a los alteños.

Entretanto, la autopista que une las urbes paceña y alteña permaneció despejada gracias al resguardo policial, lo que permitió que vehículos interciudades pudieran recorrer la vía trasladando pasajeros que debían protagonizar largas filas para poder acceder a este servicio. Además de esta vía se debe agregar la avenida Naciones Unidas que también pudo ser recorrida por los vehículos que se animaban a trasladar pasajeros.

TELEFÉRICO

El servicio de transporte por cable fue una de las principales alternativas usadas por la ciudadanía en la jornada de ayer para combatir el paro de transporte, pero los usuarios realizaron largas filas para poder trasladarse de una ciudad a otra.

Tanto las líneas Roja como Amarilla estuvieron colapsadas por los usuarios, especialmente en horas pico, quienes no dudaron en esperar varios minutos para poder gozar del servicio.