Los choferes colapsan El Alto en víspera del aniversario de la urbe

Los choferes colapsan El Alto en víspera del aniversario de la urbe

Choferes de todos los sindicatos alteños participaron ayer en la protesta.

Leny Chuquimia  / El Alto
La marcha de un millar de choferes  colapsó El Alto en demanda de un reajuste de tarifas y la modificación de rutas del bus Sariri. Pese al pedido de un cuarto intermedio  de las autoridades, los transportistas instalaron dos piquetes de huelga de hambre y ratificaron el paro   de mañana, día del 30 aniversario de la urbe alteña.
"Comunicamos a la población que con estas protestas estamos demandando la nivelación de pasajes, porque deben tomar en cuenta los costos de operación de cada vehículo y que los transportistas tenemos dependientes, al igual que cualquier ciudadano de a pie. El pasaje de un boliviano es insostenible y el martes, con un decreto, nos ponen de competencia las tarifas del Sariri", indicó el secretario ejecutivo de la Federación Andina de Transportes, Rubén Sánchez.
  Paralelamente a la marcha, se realizó el desfile cívico de gremiales por la efeméride alteña. Allí, el alcalde interino, Zacarías Maquera, pidió  que, por los festejos cívicos, el sector del autotransporte haga   un cuarto intermedio en sus protestas.
Desde las 7:00, cientos de choferes, junto a sus ayudantes y esposas, marcharon por las principales avenidas de Ciudad Satélite, Senkata, Alto Lima y la zona central de El Alto y colapsaron el servicio de transporte público. Con petardos y gritos, exigían  un reajuste del costo del pasaje en tramos cortos, así como la modificación de las rutas del  Sariri.
"Nosotros no tenemos nada que festejar. No nos ha quedado más que salir  a las calles por la imposición y provocación del alcalde y uno de los dirigentes de la Fejuve", dijo Sánchez 
"Patana, Revilla, la misma porquería", gritaban los movilizados en alusión a los exalcaldes de El Alto y La Paz,  que implementaron el transporte municipal en dichas urbes.      Los ciudadanos perjudicados respondían -entre dientes, para evitar  represalias-  con términos como: "flojos", "vagos" y "abusivos".
"¿Qué podemos hacer? Los choferes con atrevidos, te responden con groserías. Si así nos tratan en la calle, qué clase de servicio brindarán en sus vehículos. No se puede permitir que no nos dejen tener  un servicio de transporte seguro y eficaz, y que encima quieran cobrar más", manifestó con  molestia Karen Yujra.
En medio de la columna de choferes que hacía su paso por la Alcaldía Quemada, el dirigente del Sindicato Litoral pidió que no se generalice. " En mi sindicato damos servicio hasta la zona Huayna Potosí y Rosas Pampa, controlamos que los vehículos trabajen las 24 horas sin trameajes ni costos adicionales. No es fácil ser chofer, yo quisiera que el alcalde Maquera o el Patana fueran choferes  por un día, para que vean cómo sufrimos para ganar siquiera diez bolivianos", dijo.
Los dirigentes iniciaron a las 18:00 el ayuno y ratificaron el paro de transportes; sin embargo, señalaron que están abiertos a un dialogo. "Los huelguistas ya están listos. Sólo se necesita voluntad para dialogar, necesitamos ser escuchados, somos conscientes que tenemos un compromiso con la población. Estamos dispuestos a firmar con letra grande la eliminación del trameaje y el mal servicio, porque también es un reto",  dijo.

Previous
Next Post »