El comandante departamental de Policía, Edgar Olguín, informó que las batidas del viernes por la noche y la madrugada del sábado, en los suburbios de El Alto permitieron rescatar a medio centenar de jóvenes y niños de 14 y 15 años que consumían bebidas alcohólicas.

"Para cumplir las leyes y en el marco del Plan de Seguridad Ciudadana, la Policía realiza sorpresivos operativos y por esta razón hasta la madrugada del sábado de suburbios de El Alto se rescataron a adolescentes y niños de cantinas clandestinas", dijo.

Estos jóvenes y niños fueron conducidos a Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) porque además de consumir alcohol no portaban sus documentos personales, pero recuperaron su libertad a la presencia y compromiso de los padres de familia.

La estrategia policial está orientada a prevenir el delito, luchar contra la delincuencia y ejercer control sobre karaokes, cantinas, lenocinios, alojamientos y locales.

La implementación del plan, acotó, cuenta con el apoyo de los funcionarios de la Alcaldía, Gobernación, Ministerio Público, la Dirección General de Migración, instituciones sanitarias y otras en el entendido que la seguridad ciudadana es "responsabilidad de todos".

Vaticinó el éxito del plan en El Alto, la cuarta ciudad más poblada de Bolivia, considerada como una de las más inseguras del país por efecto de la pobreza, la migración campo-ciudad y la presencia de extranjeros.

Fuente: Los Tiempos.