Dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de la ciudad de El Alto reconocieron este lunes que algunos dirigentes de esa urbe cometieron actos de corrupción y piden de inmediato el alejamiento correspondiente de los involucrados. Asimismo, el exdirigente Roberto de la Cruz señaló que tras el fracaso del paro convocado por la Fejuve, exigió la convocatoria a un congreso extraordinario para renovar la dirigencia de las organizaciones alteñas.

"Nosotros hemos reflexionado, hay muchas cosas que no están bien, hay muchos dirigentes que han tomado el cargo para hacer tráfico de influencias o sencillamente para buscar algunos apetitos personales", indicó el dirigente de la Fejuve, Renán Cabezas, a radio Compañera.

Cabezas llamó a que dirigentes involucrados en hechos de corrupción sean investigados y procesados por el Tribunal de Honor de la Fejuve e incluso reclamó al presidente de la organización, Oscar Ávila, que explique las denuncias que pesan en su contra.

La dirigente vecinal Guadalupe Daza admitió la existencia de irregularidades que cometen algunos dirigentes de la Fejuve, pero pidió no calificar de corruptos a todos por el mal obrar de unos cuantos.  

"Me duele como dirigente, que por unos cuantos dirigentes estamos mal vistos (…) aceptamos que hay malos dirigentes pero no todos (…) Oscar Ávila ha cometido un error y la compañera Nancy Mamani (…) si tiene que haber cambios en la dirigencia hay que hacerlo", señaló.

Daza arremetió contra exautoridades vecinales que quieren desprestigiar a la Fejuve, cuando los mismos también tienen distintas observaciones.

Respecto a Pascual Arellano, quien denunció que en El Alto existe "cuoteos y cuateos" por parte de dirigentes en la alcaldía, Daza dijo que Arellano fue parte de ese proceso cuando le tocó ser funcionario del Gobierno, en el área de la dirección de Medio Ambiente.

Rafael Quispe también fue blanco de las denuncias. La dirigente indicó que el diputado opositor es dueño de un bar en El Alto (Gigante América) donde muchos jóvenes caen en el alcoholismo.

También recordó al presidente del concejo, Oscar Huanca, que anteriormente fue elegido como subalcalde por usos y costumbres, por lo que "no tiene moral para rechazar este proceso".

Finalmente pidió a la alcaldesa Soledad Chapetón que destituya a los hijos de los dirigentes que trabajan en la alcaldía y gobierne el municipio sin responder a colores políticos. 

Fuente : ANF.

Imagen: ANB,