Como acción adicional al cabildo, vecinos de base protestaron en puertas de la Fejuve donde golpearon y chicotearon un muñeco que representaba al máximo dirigente de la organización, Óscar Ávila.

Vecinos alteños se reunieron ayer en un cabildo donde determinaron exigir la renovación inmediata de la dirigencia de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto.

Agregado a ello, los ciudadanos demandan que las leyes que rigen el país sean respetadas por los dirigentes de la organización vecinal, esto en alusión al pedido de elegir ellos a los subalcaldes de la urbe.

Para esto, los participantes del cabildo dieron 30 días para convocar a nuevas elecciones en la Fejuve.

"Lo único que han hecho los actuales dirigentes es cuotear espacios de poder. Si no convocan a un congreso nosotros nos vamos a movilizar y vamos a defender el respeto a la norma", señaló Julián Colque, vecino del Distrito 2.

Otra de las conclusiones del cabildo hace referencia al respeto del voto ciudadano en esta urbe que permitió a Soledad Chapetón asumir el poder con el apoyo de más del 50% de los votantes.

Por su parte, representantes afines a la Fejuve implementaron tres puntos de bloqueo en el Distrito 8, lo que impidió el paso de flotas por la carretera a Oruro durante la mayor parte del día. Estos puntos fueron desbloqueados pacíficamente por efectivos policiales.

Entretanto, Soledad Chapetón afirmó que algunos dirigentes pretendieron obligar a la ciudadanía a participar de su movilización, sin embargo, la población resistió el paro.


Fuente: El Diario