Padres de familia de la urbe alteña denuncian que las juntas escolares se encuentran divididas, por lo que muchos de los proyectos del programa Escuelas Dignas se verán perjudicados.

El representante del Consejo Educativo de Juntas Escolares del Distrito 3, Roberto Pissa, mostró su molestia en torno a este problema debido a que una mayoría de los dirigentes de las juntas escolares, a título de todos los dirigentes del sector de la urbe alteña, estarían tomando algunas decisiones sin previa consulta de las jurisdicciones.

"Lamentablemente las juntas escolares en su totalidad de los 14 distritos municipales están divididos, porque tienen de dos hasta tres representantes de esta forma perjudicando el verdadero trabajo para el que fueron encomendados y es por eso que nosotros como padres de familia hemos tomado la decisión de denunciar estas irregularidades", manifestó.

Producto de estos problemas también fue perjudicado uno de los trabajos que se estaba programando en coordinación con el Municipio, como es un acta de entendimiento con la finalidad de efectuar el programa de escuelas dignas para lo cual se tenía visitas técnicas que posibilitarían conocer las verdaderas necesidades de las unidades educativas, trabajo que habría sido obstaculizado por algunos dirigentes con este tipo de problemas de divisionismo.

De la misma manera, se denunció que a causa de estas intervenciones varios de los proyectos sufrirían un retraso especialmente de trabajos de mejoramiento que estaban programados para la presente gestión por lo que los afectados anunciaron la decisión de ingresar en un estado de emergencia.

"De esta manera también queremos denunciar que inclusive otros programas como el bono Pardea, estarían siendo perjudicados como son el caso de las gestiones 2014 y 2015 con actitudes de discriminación para lo cual dichos dirigentes solo distribuyeron muchos de los beneficios a título personal y con preferencias solo para algunos de sus allegados o amigos personales", explicó Pissa.


Fuente.