Alcaldía alteña romperá  contrato con TREBOL

Víctor Gutiérrez / Página Siete. Así luce una calle de Villa Dolores, centro de comercio de la urbe.

Wendy Pinto  / La Paz 

La alcaldesa de la ciudad de El Alto, Soledad Chapetón, afirmó ayer que rescindirá el contrato con la empresa Tratamiento de Residuos Sólidos (TREBOL) debido a que incumplieron una cláusula del documento que establece que por ningún motivo la empresa debe dejar de prestar sus servicios. Los trabajadores de TREBOL ingresaron en un paro de actividades desde el 24 de diciembre.

"Mañana (hoy) estamos pidiendo de manera oficial la rescisión del contrato con TREBOL porque también hay una cláusula que dice que de ninguna manera ellos podían haber suspendido el servicio del recojo de basura; eso es atentatorio contra la población, incluso contra la Ley de Medioambiente", aseguró ayer a radio ERBOL.

El sindicato de trabajadores de TREBOL paralizó sus actividades desde el 24 de diciembre e  inició una huelga seca en instalaciones de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto. La demanda de los obreros es que se respeten dos artículos del contrato firmado por la empresa y por el municipio alteño.

El artículo 22 establece que TREBOL trabajará por un lapso de 10 años y el artículo 28 indica que la Alcaldía se hará cargo de regularizar el incremento de los salarios de los trabajadores en caso de que  el Gobierno realice incrementos al salario mínimo nacional.

Chapetón dijo que pidieron a la empresa de manera verbal, escrita y personal  información para acceder a la petición de  los trabajadores, pero no hay respuesta. "Necesitamos comprobar que la empresa se encuentra en desequilibrio económico para que,  como institución, hagamos la valoración, pero  no quieren dar  información, no quieren transparentarla  y quieren que con una simple solicitud el municipio acceda", señaló.

La autoridad edil recordó que -desde la gestión de los exalcaldes  José Luis Paredes, Édgar Patana y Fannor Nava- los dueños de  empresas similares utilizaron a sus trabajadores para obligar a la Alcaldía y "doblarles el brazo".  "(A los empresarios) no les interesa  la ciudad de El Alto, tienen odio contra la ciudad. Con todas las actitudes que vemos nos damos cuenta de que esto no va a cambiar", afirmó en radio Panamericana.

Un plan de contingencia de la comuna alteña inició el recojo de basura desde el 23 de diciembre, día en el se realizó 16 viajes y se transportó 85 toneladas, mientras que TREBOL hizo 14 viajes con 87 toneladas.

Chapetón aseguró que es TREBOL el que incumple el contrato porque la Alcaldía no tiene cuentas pendientes con la empresa. "Pagamos 7.300.000 bolivianos al mes", dijo la  Alcaldesa.

No obstante, los obreros de TREBOL anunciaron que agudizarán sus medidas de presión si no son escuchados. El máximo dirigente del sindicato de TREBOL, Mario Uturunco, anunció que es decisión de los trabajadores no retroceder ni un paso. "Por eso, 23 compañeras instalaron un segundo piquete de huelga seca en la Fejuve, a las de la COR no las podemos ver, no sabemos cómo están, ya nos preocupa su estado de salud. Vamos a marchar mañana (hoy) para que se respete el contrato", aseguró Uturunco.

Chapetón cuestionó el apoyo que reciben los trabajadores de TREBOL, debido a que los gremiales que marcharán  hoy con ellos son del bando de Braulio Rocha. La autoridad edil calificó  como "una venganza política" de dirigentes que quieren "dañar su gestión".

Hoy, el Concejo Municipal aprobará una ley de salubridad que permita a la Alcaldía activar un plan de emergencias hasta tener otra empresa que preste este servicio.

"Que piense en nuestras familias"

Trabajadoras de la empresa TREBOL le piden desesperadamente a la Aalcaldesa que piense en sus hijos y acceda a al pedido de cumplir con las cláusulas del contrato.

"Póngase la mano al pecho, señora Alcaldesa, piense en nuestras familias. Nuestro trabajo es el único sustento para nuestros hijos, la mayoría somos madres solteras, separadas o viudas, a dónde vamos a ir si nos despiden", dijo con la voz entrecortada la trabajadora Giovana Mariño, parte del segundo piquete de huelga de hambre.

Cecilia Condori, que  la acompaña, pidió lo mismo a Chapetón. "Soy viuda, tengo ocho hijos que mantener y vivo en alquiler, esta es mi fuente de trabajo. Señora Alcaldesa, escucha nuestro pedido", manifestó Condori, quien aseguró que llegarán hasta las últimas consecuencias.


Fuente