Evacuaron la Subalcaldía del D-12 por amenazas de toma

Fotografía : Hernán Layme. El cabildo de los vecinos del distrito 12 de El Alto se realizó en puertas de la subalcaldía.

Madeleyne Aguilar / El Alto

Vecinos alteños instalaron ayer un cabildo en puertas de la subalcaldía   del distrito 12 de El Alto. Desconocieron al subalcalde Germán Guzmán y exigieron su renuncia con el argumento de que  no ejecuta obras, hecho que el aludido niega. Ante la protesta,  las oficinas municipales fueron evacuadas.
 
"Exigimos  que se atiendan nuestros derechos como pueblo. Al vernos, el subalcalde  se ha ido. Si no tiene los pantalones para el puesto, que la Alcaldesa lo cambie",  arengó  la presidenta de la urbanización San Felipe, Guadalupe Daza, en el mitín. 
 
Su participación fue aclamada por un millar de vecinos que portaban los estandartes de sus zonas. "Se nos está recortando el POA", "no tenemos obras", "necesitamos alcantarillados y basureros" fueron algunos de los reclamos que gritaron los manifestantes en el  cabildo abierto se extendió hasta las 11:30.
 
"La  determinación  unánime es   desconocer al señor Germán Guzmán. Damos un plazo de 48 horas a la Alcaldesa de El Alto para posesionar a otro subalcalde del distrito 12. En caso de incumplimiento, nos veremos obligados a salir en medidas de presión", advirtió el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de el Alto, Franklin Machaca.
 
La implementación "inmediata" de la nueva ruta del Wayna Bus   fue otra de las demandas. Además, Machaca recalcó "el rotundo rechazo" a la nivelación del pasaje del transporte público.
 
Cuando empezó la protesta se determinó la evacuación de funcionarios y público de la subalcaldía. Mientras tanto, el aludido subalcalde, Germán Guzmán, estaba en la Alcaldía Quemada en la zona de la Ceja, a varias calles del mitín. "Ese supuesto cabildo es político.  Los dirigentes y  Franklin Machaca  han  ido para  amenazarme   y también a mi familia. No tengo miedo porque en mi gestión, con obras, he demostrado eficiencia", aseveró.
 
Guzmán  aseguró que  trabaja con los "verdaderos" presidentes de zona. Denunció que los  movilizados no asisten a reuniones para decidir las obras.