Ediles despejan la Panorámica en medio de pleito con gremiales

Sara Aliaga/ Página Siete. La Alcaldía alteña habilita con maquinaria la Av. Panorámica.

Madeleyne Aguilar / El Alto

 La dirección municipal de ferias y mercados de El Alto  habilitó ayer un carril de conexión entre las avenidas Panorámica norte y sur. En la   reubicación de  22 puestos de venta  hubo discusiones entre ediles y comerciantes.

 "Estos 22 puestos  son parte de  la  primera etapa. Posteriormente, se tiene planificado hacer la reubicación de 87, pero eso será cuando tengamos el proyecto consolidado", informó el director edil de Ferias y Mercados, Adrián Huanca. Explicó que las obras fueron "consensuadas con los vecinos y comerciantes del sector desde hace seis meses".  

Los asentamientos de comerciantes y amautas perjudicaron por años el tráfico vehicular en  la avenida Panorámica norte y  sur. Esa vía  es frontera entre las ciudades de La Paz y El Alto.
Ayer, mientras un tractor limpiaba escombros,  los vecinos se manifestaban  con gritos.
 
"Queremos  que toda la vía expedita, que se levanten los gremiales. Con este pedazo nos quiere despistar la Alcaldesa", advertían.

También protestaban las   vendedoras  afectadas que rechazaban la reubicación. Pese a la oposición, los guardias municipales movieron los puestos   a un sector cercano, en la misma zona. 

  "Nos quieren botar a un lugar cerrado donde no vamos a vender. Todavía  no están haciendo  la obra grande, sólo con nuestro sector. Cuando hagan toda la avenida nos vamos a mover",  reclamaba  la vendedora Claudia Quispe. Un grupo pequeño de comerciante apoyaba  su posición  también con llanto. 

Algunas compañeras le reprochaban que "todas habían consensuado aceptar el traslado".
 
Destacaban que si mejoraba la avenida, también se beneficiarían los  puestos de venta. Las obras contaron con resguardo policial y los vecinos también ayudaron con la limpieza.

 "Después de años se está haciendo realidad nuestro sueño. Las obras han sido consensuadas y se ejecutan  con el POA vecinal de Villa Dolores. Todo, con el fin que el WaynaBus pueda transitar", informó la presidenta de la zona, Fátima Machaca.

El subalcalde del distrito 1, Lupo Hinojosa,  destacó el apoyo vecinal. Remarcó  que  se habitará la vía, antes de mover o demoler las casetas de los  amautas.

"La reubicación de los amautas es  tratada por la dirección de Culturas. Este reordenamiento es un primer paso con el que amablemente la población ha colaborado", dijo Hinojosa.

Para coordinar las obras de la avenida, que va desde Faro Murillo hasta la Ceja, en 2015 se conformó un comité  con representantes de ambas urbes . El subalcalde del macrodistrito paceño Max Paredes, Gonzalo Ticona,  pidió que se debía despejar la parte  alteña. Dijo que urge  reubicar a los amautas que están en  medio.