El actual director de la Fundación, Gregorio Condori, denunció que Alejandro Zapata y Melba Gutiérrez no pueden ocupar estos cargos, debido a que desde hace años dejaron de ser miembros. 




Cuerpo de Cristo.


La Paz, 4 de enero (Urgentebo) .- Vecinos de la zona de Villa Adela de El Alto realizan una vigilia en puertas de la Fundación Cuerpo de Cristo, para evitar que los ex miembros de esta fundación Alejandro Zapata y Melba Gutiérrez ingresen a las instalaciones, debido que ayer se autoposesionaron en el cargo de director y administradora, respectivamente, en un acto realizado en el Hotel Alexander, donde ambos garantizaron que no habrá despidos de trabajadores.

Ante este hecho, el actual director de la Fundación, Gregorio Condori, advirtió que ellos no pueden ocupar estos cargos, debido a que desde hace años dejaron de ser miembros. "Al momento las juntas vecinales están molestas y realizando una vigilia en la puerta de la Fundación, para evitar que estas personas ingresen y aseguran que no permitirán que la política manche a la Fundación", dijo Condori.

Aseguró que los únicos encargados de dar continuidad a las obras de la Fundación Cuerpo de Cristo son Gregorio Condori, Ruth Pacosillo, Pavel Padilla, Rodolfo Rojas y Juan Carlos Tacachirra. "El padre (Obermaier) lo dejó escrito con su puño y letra, dejando en claro que solo ellos pueden invitar a otras personas para que formen parte".

Condori reveló que en un acta de la reunión de la Fundación Cuerpo de Cristo efectuada el 30 de julio de 2016, el padre Sebastián Obermaier señaló que: "si en el futuro, a causa de mi partida al cielo aparecen otros miembros o se declaran miembros antiguos o miembros fundadores de la Fundación Cuerpo de Cristo, es falso. No son miembros del directorio. Todos renunciaron y se alejaron, quedando en toda su integridad fuera de la Fundación. Mi voluntad, como presidente vitalicio, es que los miembros que hoy he invitado den continuidad a las obras sociales".

Gregorio explicó que Alejandro Zapata, ex Prefecto paceño, dejó de ser miembro cuando se dedicó a la política en 2003, mientras Melba Gutiérrez quedó afuera cuando inició un juicio a la propia fundación. "Ella inició un juicio contra la fundación, basada en un supuesto sueldo de mil dólares, exigía indemnización de 134 mil 200 dólares. Fue expulsada por deslealtad", detalló.