Con esta norma se pretende evitar el juego con agua durante las carnestolendas.

El vicepresidente del Concejo Municipal, Javier Tarqui, informó que el Legislativo edil aprobó una norma en la que se estipula una multa de mil bolivianos para quienes incurran en el uso indiscriminado de agua durante las fiestas de Carnaval.

NORMA

De acuerdo con la autoridad de dicha instancia legislativa, uno de los principales objetivos es normar y controlar el uso de agua para que las personas no puedan utilizar este líquido elemento en el inflado de globos, uso de baldes, chisguetes y otros objetos. La ley busca evitar el juego con agua durante los días de Carnaval.

"Lo que nosotros queremos evitar es el uso irracional del líquido elemento, debido a que, en la actualidad, existe aún el racionamiento en varias zonas y distritos de nuestra urbe y es por eso que se ha promulgado esta ley que cuenta con estas normas y que tiene una multa económica de Bs 1.000. En este sentido, podremos cuidar el despilfarro, especialmente durante los días de Carnaval, como en años pasados se solía jugar", explicó Tarqui.

Para el efecto, se ha iniciado la tarea de concientización en las diferentes entidades, así como en los mismos barrios alteños, para que la juventud no cometa este tipo de faltas.

CONTROLES

Con la finalidad de que puedan surtir efecto tales medidas, las actividades de control son coordinadas con las autoridades de las subalcaldías de los 14 distritos, las cuales también deberán ser los que controlen y hagan cumplir la normativa aprobada en el pleno del Concejo, sostuvo Tarqui, al momento de aclarar que los encargados específicos del control serán los funcionarios de la Guardia y de la Intendencia Municipal.

Asimismo, la autoridad dijo que deben respetarse los derechos de las demás personas que, en muchos de los casos, no tienen nada que ver con juegos de este tipo y algunas veces son los más afectados, por ejemplo los danzarines de las entradas folklóricas.

CONCIENTIZACIÓN

De la misma forma, se han dispuesto varias normativas que deberán ser controladas durante las carnestolendas, como el consumo de bebidas alcohólicas en vías públicas, así como la contaminación excesiva del ambiente con el uso de parlantes al aire libre.

"En este sentido, nosotros hemos emitido varias prohibiciones que deben ser cumplidas por la ciudadanía, porque, por sobre todas las cosas, hay que respetar a las personas que nada tienen que ver con las actividades carnavaleras y si están inmiscuidas deben cumplir las prohibiciones que se han implementado y su cumplimiento deberá ser controlado por la Intendencia Municipal, en coordinación con la Policía", dijo el concejal Tarqui.

PARQUES Y PLAZAS

Según estas declaraciones, el control que efectuarán con prioridad los funcionarios municipales será realizado en plazas, parques y otros espacios al aire libre.

Además, la Gendarmería desplegará operativos en las diferentes entradas de carnaval, como el Jis'ka Anata y el corso infantil, así como en las ch'allas de las instituciones privadas y particulares, donde tampoco puede derrocharse agua.


Fuente.