La Paz, 29 de mayo (ANF).- La Universidad Pública de El Alto (UPEA) determinó dar al Gobierno un plazo de 24 horas para destituir al ministro de Gobierno, Carlos Romero, a quien responsabiliza del deceso de Jonathan Quispe Vila, el estudiante que murió al haber sido impactado en el pecho presuntamente por una canica de vidrio, caso contrario advirtió con radicalizar sus medidas de presión.

"Damos un ultimátum de 24 horas al Gobierno para destituir al ministro Carlos Romero para dar solución a las demandas de la universidad boliviana, caso contrario se radicalizarán las medidas de presión", anunció uno de los dirigentes universitarios.

La decisión fue asumida en una asamblea estudiantil la noche del lunes, donde también agradecieron el apoyo de otras casas de estudios del país y exigieron la liberación de aquellos universitarios detenidos durante las diferentes movilizaciones que se realizaron a nivel nacional en solidaridad con la UPEA.

"Agradecemos el apoyo de otras comunidades universitarias que se sumaron a la lucha. Nos solidarizamos y exigimos la liberación de los estudiantes detenidos en diferentes movilizaciones en apoyo a la UPEA", enfatizó.

Otro de los representantes de la UPEA denunció que compañeros y familiares de Jonathan Quispe Vila reciben amenazas a través de llamadas anónimas para que abandonen las investigaciones sobre la muerte del joven.

"Denunciamos públicamente que familiares y amigos de nuestro compañero Jonathan Quispe están siendo intimidados por medio de llamadas anónimas para desistir de las investigaciones", aseveró.

Una de las familiares de Jonathan confirmó esta situación y aseguró que su familia está afectada por miedo a represalias.

Para este martes, la UPEA convocó a una movilización en la avenida Juan Pablo II, en El Alto.

Fuente.