El ministro de Economía Mario Guillén reveló este domingo que la Universidad Pública del El Alto (UPEA) tiene contratado a 2.664 docentes para una población estudiantil de 42.343, siendo la que más contrata por factores políticos, causando inestabilidad incontrolable al estar bajo el régimen de autonomía.

Explicó que la UMSA tiene 2.374 docentes y 78.228 estudiantes; la Gabriel René Moreno de Santa Cruz cuenta con 1.754 catedráticos para 84.618 universitarios y la San Simón de Cochabamba,  1.672 docentes para 78.770 estudiantes universitarios.

Guillén dice que las promesas de generar mayores espacios de trabajo, obligan a practicar la política del miedo en los alumnos, "diciéndoles que si no nos dan mayor presupuesto, no vamos a tener plata para terminar el año. Y eso no es verdad porque reciben una subvención extraordinaria. El año pasado recibieron 40 millones de bolivianos".

Señaló que en épocas de mayores precios del petróleo, algunas universidades optaron subirse los salarios que, como el caso de la UPEA, tiene 733 trabajadores administrativos y acaban con una elevada carga laboral.

Desde el punto de vista político, la situación de la UPEA es complicado, con 18 años de creación ya cambió a 21 rectores. Cada rector debe tener el 70% del respaldo estudiantil, sino son sometidos al revocatorio y en ese intento es que quieren complacer a los estudiantes, aunque sus pedidos no estén enmarcados en las normas establecidas.

La UPEA cuenta con la mayor cantidad de docentes de todo el Sistema Universitario con 2.664 por cada 16 alumnos. "Es una de las Universidades que mayores gastos tiene, eso es lo que nos preocupa, nosotros no podemos entrar porque es un ente autónomo, pero no puede ser que ellos siempre estén gastando más de lo que son sus ingresos", lamentó la autoridad.

Guillén reiteró la invitación a la UPEA para abordar el tema de su presupuesto este lunes 28. Aclaró que como todos los años, su despacho atiende el presupuesto de todas las universidades del país, empero la UPEA precipitó sus pedidos con protestas callejeras sin conocer siquiera las resoluciones del Congreso de Universidades que se estaba realizando en la ciudad de Potosí y que fue postergado debido al deceso del universitario Jonathan Quispe.

Fuente.