Los marchistas de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) fueron desalojados la noche de este miércoles de la unidad educativa 23 de Marzo, que está ubicada en la zona de Ventilla de la ciudad alteña.

"Tienen que salir, a mí me van a hacer problemas, van a salir los nombres en el Ministerio de Educación, no quisiera tener problemas, les voy a pedir encarecidamente que salgan, (…) me están conminando a cumplir esa orden, no puedo discutir órdenes superiores", manifestó el director de ese colegio, Freddy Quispe, según un audio difundido por los movilizados.

Los estudiantes, docentes y administrativos de la UPEA iniciaron el pasado lunes con una marcha de protesta desde la población de Patacamaya y hoy llegaron a la unidad educativa 23 de Marzo, donde pretendían pasar la noche.

"Yo he tenido todas las ganas de colaborar con ustedes, pero lamentablemente alguien ha avisado de la misma unidad que ustedes están ahí y han llamado al Ministerio de Educación, a mí me están indicando que no debía recibirles y que deben salir", agregó el director, quien supuestamente fue grabado en una conversación telefónica con uno de los estudiantes de la comisión de avanzada de los marchistas.

La secretaria general de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de La Paz (APDHLP), Verónica Sánchez, confirmó lo sucedido y agregó que, tras el repentino desalojo, los marchistas se vieron obligados a buscar otra unidad educativa para pasar la noche.

Los manifestantes tienen previsto llegar mañana hasta el centro paceño para exigir al Gobierno una solución al conflicto de la universidad alteña e invitaron a otros sectores sociales a sumarse a la protesta.

La UPEA está en protestas callejeras desde hace más de un mes en demanda de mayor presupuesto.

Fuente.