La Universidad Pública de El Alto (UPEA) se llamó a una tregua de 72 horas tras cumplir una movilización de 30 días por un presupuesto de 152 millones de bolivianos, solicitando al mismo tiempo diálogo, mientras  el ministro de la Presidencia Alfredo Rada descartó la modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria como  lo pidió esa casa superior de estudios para obtener mayores recursos.

El rector Ricardo Nogales dijo que enviaron una carta al presidente en ejercicio Álvaro García Linera pidiendo que ese tiempo el gobierno convoque a un diálogo hasta el 1 de julio  y advirtió que si no son escuchados, radicalizarán sus medida de presión   a partir de la próxima semana.

"Si nos llaman en este momento instalamos", declaró Nogales a tiempo de insistir de la modificación de la ley, así como la disposición de transparentar el manejo de recursos financieros, garantizando se realicen auditorías a cargo de la Contraloría General del Estado.

Precisó que particularmente se están suspendiendo las marchas, manteniendo las vigilias y los piquetes como una señal que persiste un conflicto pendiente a resolver

Rada ratificó que la posición del gobierno es que se levanten las medidas de presión y se sometan a un proceso de auditorías y transparencia al manejo de recursos, mejoras a la calidad académica, debido a que  el gobierno ya ha cumplido su oferta de otorgar 70 millones de bolivianos de presupuesto adicional.

Lamentó que la UPEA a partir de sus dirigentes y autoridades siga en el camino de las protestas que a nada están llevando, dado que sus últimas movilizaciones no fueron contundentes ni tuvieron el apoyo de otros sectores. 

Por su lado el Defensor del Pueblo David Tezanos convocó a instalar a una mesa de diálogo en las próximas horas, pero previo al levantamiento  de las medidas de presión, retiro de mujeres tapiadas  por razones humanitarias a cargo de la Cruz Roja Internacional y sea con la participación de las autoridades legislativas y del Ejecutivo.

Fuente.