Algunas Unidades Educativas alteñas cobran hasta Bs 100

Padres de familia en el proceso de inscripción de sus hijos, en el colegio Juan Capriles.

En el segundo día de las inscripciones en los establecimientos educativos de El Alto, continúan las filas así como los cobros indebidos, ya que se registraron denuncias acerca de que en algunas unidades educativas estarían cobrando hasta Bs 100 como "aportes voluntarios", lo cual generó malestar entre padres de familia y alumnos.

Un grupo de padres de familia de los distritos municipales 4, 5 y 7, representantes de unos 12 establecimientos escolares, se constituyeron en la Distrital de Educación del sector norte de la ciudad de El Alto, con la finalidad de denunciar diferentes cobros indebidos, por parte de un grupo de padres de familia, que asumen la dirigencia de Juntas Escolares.

Las denuncias de los padres de familia de efectuar cobros entre Bs 50, 65, 100 y 120, lamentablemente no pudo ser recabada por las autoridades competentes que no se encontraban en sus oficinas, además de no poder sancionar a las juntas escolares por los cobros efectuados, de acuerdo a sus reglamentos internos que sólo pueden sancionar a directores y profesores, y no así a las juntas escolares.

"Es una impotencia que a las Juntas Escolares nadie les pueda poner el cascabel al gato, porque los cobros son indebidos, tomando en cuenta que la justificación es disponer de los dineros para las reparaciones, cuando es responsabilidad de los municipios, mientras que los padres de familia incluidos en esas organizaciones sólo debieran velar por el desarrollo académico y dejar de asaltar los bolsillos de los padres de familia.

PARCIALIDAD

Otra de las observaciones es que los dineros que son recabados por las famosas Juntas Escolares, no puede ser controlada por nadie, más cuando somos los padres de familia quienes trabajamos y no podemos estar perdiendo el día buscando rendición de cuentas, porque ellos se encubren en que se rinde en una asamblea, donde no participan ni el 40% de padres de familia", lamentó Julián Pérez padres de familia del colegio del D4.

Para los padres de familia nada de las resoluciones mencionadas por el Ministerio de Educación se cumplen, siendo que los cobros que se realizan en los establecimientos escolares, es de conocimiento de las direcciones quienes son cómplices de estos extremos, porque son cobrados a los padres de familia en los establecimientos fiscales, antes de inscribir a sus hijos, sin que dichos cobros sean reportados a las distritales de educación.

"Cuando se denuncia que se efectúan diferentes cobros en los establecimientos escolares, las direcciones distritales responden que si los mismos fueron efectuados por los directores, entonces se puede iniciar procesos contra ellos, pero en caso de que sean las juntas escolares, afirman que ellos no tiene potestad para sancionar, pese a que son los directores de los establecimientos escolares, quienes sólo inscriben a los padres de familia que pasaron por las juntas escolares, antes de la inscripción por lo tanto la parcialización con los cobros indebidos y privatización del derecho a la educación es de completo conocimiento del ministro Roberto Aguilar y sus delegados a las distritales", indicó Patricia Chuquimia madre del D7.

Las extensas filas, cobros indebidos por parte de las juntas escolares, bajo el argumento de que es para completar las refacciones escolares, items de profesores técnicos, construcción de ambientes, tinglados son algunas de las demandas de padres de familia, quienes pidieron a las autoridades, entre ellas al municipio, atiendan las mismas, ya que indican que estas necesidades y denuncias aquejan a por lo menos la mitad de las unidades educativas de la urbe alteña.


http://eldiario.net/noticias/2011/2011_01/nt110119/5_07nal.php