Pascual Arellano, dirigente de la Dirección Regional del Movimiento al Socialismo (MAS) anunció que hoy oficializarán ante el Concejo Municipal su pedido de renuncia de la concejala Verónica Méndez quien supuestamente habría extorsionado a una funcionaria edil. Al respecto, la legisladora señaló que no tiene conocimiento del tema, empero sostuvo que se trata de una venganza en su contra.

Arellano sostuvo que la decisión fue asumida luego de una reunión del MAS con sus 15 distritos donde se habría tocado el tema llegando a la conclusión de que no permitirán que una concejala del MAS haya incurrido en extorsión de funcionarios.

Además, los presidentes de los distritos habrían expresado su molestia toda vez que señalaron que Méndez no representa a El Alto, ni a alguna organización cívica ni política y por tanto en las elecciones de diciembre habrían expresado su disconformidad con la nominación de la ahora concejal, pese a eso habrían depositado su confianza en ella para que trabaje de forma transparente, explicó.

"Desde el momento de la extorsión se ha cometido un hecho de corrupción y por tanto la regional del MAS con sus 15 distritos no va a permitir que la señora siga fungiendo como concejal", sostuvo Arellano.

CONCEJO NO SE PRONUNCIA

Sarco explicó en una conferencia de prensa que hizo llegar la respectiva denuncia a la presidencia del Legislativo hace más de un mes empero el concejal presidente, Zacarías Maquera, señaló a los medios de comunicación que se trataría de un chantaje. Frente a la posición del ente Legislativo el MAS decidió tomar el caso en sus manos por lo cual decidieron pedir la renuncia de Méndez.

"Si el Concejo Municipal no ha asumido ni asume las medidas, vamos a pedir la renuncia irrevocable de la concejala Méndez. También vamos a recomendar al hermano alcalde que no se deje influir por alguna autoridad que no tiene moral en la ciudad de El Alto", señaló.

Al respecto, la concejal Verónica Méndez indicó que desconoce sobre cualquier proceso dentro del MAS, y mucho menos sobre el pedido de renuncia, la cual desestimó ya que no se le dio la oportunidad de que presente sus descargos ante las denuncias que pesan en su contra.

Respecto a las acusaciones de Sarco, Méndez señaló que, "Lamentablemente ella era mi amiga, no entiendo porque me hace esto, se trata de una venganza en mi contra y yo voy a tomar las acciones legales del caso, para defenderme de estas acusaciones".

Empero Méndez no pudo explicar las razones por las cuales aduce que Sarco estaría vengándose de ella. 


http://eldiario.net/