• Según información vertida por la instancia policial la adolescente habría sido rescatada por sus padres.

La División de Trata y Tráfico de personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto investiga a los supuestos responsables de la salida de una adolescente menor de edad, quien por una oferta de trabajo en el Brasil habría llegado a ser explotada laboralmente, aseguró el coronel Adolfo Cárdenas, jefe de informaciones de la entidad policial.

La menor de quien se mantiene su identidad en reserva por razones de resguardo habría salido de su domicilio el pasado mes con la finalidad de mejorar sus ingresos económicos para colaborar con su familia, gracias a una oferta de trabajo efectuada por un aviso de un medio de comunicación radial, además de los encontrados en una agencia de empleo.

La oferta de trabajo solicitaba muchachas para costura en el país vecino del Brasil, a quienes se les cancelaba el costo de pasaje a su destino teniendo sólo como referencia a un domicilio ubicado en la ciudad de El Alto al cual acudió la menor, quien salió del país con permiso de su madre, por ser menor de edad y con la esperanza de que encontraría mejores condiciones de vida y un ingreso permanente para su hogar.

De acuerdo a las declaraciones de la supuesta afectada a la División de Trata y Tráfico, en el momento de haber llegado al Brasil al denominado taller de costura donde debía trabajar, sorpresivamente los propietarios le pidieron su documentación y le mostraron las máquinas de costura en las que debía efectuar diferentes trabajos textiles, como la menor desconocía la manipulación de las maquinas fue enviada a la cocina donde debía preparar la alimentación para los responsables del taller.

Según Cárdenas el relato indica también que luego de dos meses de trabajar sin ningún tipo de remuneración viviendo en condiciones de esclavitud a la que fue sometida, como otros ciudadanos bolivianos en dicho país quienes llegan también por ofertas laborales tentadoras pero sin garantía de que las mismas se lleguen a consolidar, la menor aprovechó una salida del domicilio para acudir a entidades policiales del lugar, donde solicitó ayuda y el posterior rescate de la misma luego de comunicarse con sus familiares quienes tuvieron que pagar los pasajes de viaje al Brasil para poder rescatar a su hija quien en dos meses de trabajo sin pago de beneficio llegó a cumplir los 17 años, siendo esta la mayoría de edad en dicho país.

OFERTAS

Para la División de Trata y Tráfico de la ciudad de El Alto, las ofertas de trabajo realizadas en las agencias de empleo continúan siendo los lugares donde se concentra a las personas responsables de cometer este tipo de delitos, por lo que podrían ser investigados nuevamente en los próximos días luego de recabar los detalles de la información de la menor que habría sido rescatada por sus familiares en el Brasil.

"Lamentablemente se ha realizado diferentes campañas y charlas en la ciudad de El Alto en establecimientos escolares e institutos, además de instalar algunos espacios de ferias, donde de manera reiterada les pedimos a la población a tomar todos los recaudos necesarios de garantía y seguridad antes de afrontar casos de explotación laboral u otros", expuso la autoridad.

"Los reportes de adolescentes o menores de edad en la ciudad de El Alto aún son denunciados por los familiares, pero luego de que sus hijos pierden el contacto o solicitan ser rescatados, se toman medidas de prevención antes de la salida de los mismos, los cuales llegan incluso en el caso de las niñas a ser explotadas o abusadas sexualmente", lamentó.

El encargado policial indicó además que los padres de familia de los menores deberían ser los encargados de verificar las ofertas laborales que se presentan especialmente para los menores de sexo femenino, evitando así que se tengan consecuencias por este tipo de actuaciones.

"Si bien el proceso de investigación es emprendido por las entidades policiales, son los padres de familia quienes, antes de permitir la salida de sus hijos o especialmente hijas del país, debieran verificar todas las condiciones de trabajo que pretenden efectuar sus hijos (as) en el exterior, garantía que deberá ser otorgada por el entorno o familiares de la persona que solicita empleados, aspecto que incluso debiera ser investigado mediante una solicitud a la entidad policial antes de que estas personas, sobre todo menores de edad, se ausenten a otro país donde la posibilidad de rescate es impreciso, por las condiciones propias de cada región", aclaró Cárdenas.


http://eldiario.net/