Dirigenta zonal, Marlene Alanes (ATIPIRI).
El Alto, 6 Sep. (ATIPIRI).- Marlene Alanes, Secretaria General de la zona Mercedes 'F' del distrito municipal 8 de la ciudad de El Alto ha denunciado este martes la ola de inseguridad ciudadana que se apodera en el sector 'Mercedes', razón por la cual expresó su preocupación por los constantes hechos de inseguridad que se registran en el barrio y en las unidades educativas del sector, por lo cual demandó a las autoridades municipales gestionar mayor patrullaje policial.

Alanes en una entrevista con Radio Atipiri expresó su preocupación porque recientemente se registró un hecho de violación a una menor, razón por la cual afirmó que las madres de familia están sumamente preocupadas por la falta de patrullaje policial.  Informó que en días anteriores levantaron cadáveres abandonados por antisociales, se halló grandes cantidades de bolsas de hoja de coca macerada, observaron la presencia diaria de algunos vehículos merodeadores. Además, todos los días son victimas de robos, atracos a plena luz del día y en otras oportunidades en la noche.

"Todos nuestros vecinos y vecina estamos muy preocupados. Mi persona ha sufrido atracos, nos han sacado todo lo valioso que teníamos de material. Otros vecinos han sufrido esta situación de robo y el atraco, más bien gracias a Dios no se ha lamentado la perdida de vidas humanas, pero es así la inseguridad que vivimos", relató muy preocupada la vecina.

Según Alanes las zonas fraccionadas en Unidades Vecinales del sector de Mercedes tienen un modulo con dos efectivos policiales misma que no cubre con el patrullaje de seguridad a todas las zonas, razón por la cual gestionan ante el Comando Regional de la Policía de El Alto la dotación de mayores efectivos para reducir los niveles de inseguridad ciudadana en el sector. Expresó su optimismo para lograr el equipamiento del módulo policial existente en la zona.

Desde el pasado mes, los vecinos y vecinas implementan el plan 'encargo vecinal', misma que consisten en pedir un favor al propietario del lado para que durante la ausencia del vecino, está persona pueda ver permanentemente que ninguna persona ajena al domicilio se puedan acercar, caso contrario hacen detonar petardos y tocan los silbatos para alertar al resto de la población sobre la presencia de alguna persona presuntamente sospechosa.