Vecina alteña, Domitila Conde (ATIPIRI).
El Alto, 10 Oct. (ATIPIRI).- Domitila Conde, una vecina de la ciudad de El Alto ha lanzado, este lunes, la campaña solidaria de recolección de víveres y vituallas para la niñez y los marchistas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) antes de que sean afectados a su arribó a la cumbre altiplánica de La Paz.

Conde en declaraciones a Radio Atipiri explicó que las ayudas humanitarias se recibirán en ambientes de la Sala de Prensa de la exalcaldía Quema de El Alto en horarios de oficina, hasta antes del día miércoles, porque el jueves la marcha en defensa del TIPNIS llegará arribará a la Cumbre de La Paz.

"Por favor hermanos de El Alto, abramos el corazón, traigan un pequeño aporte como ser ropa, abrigo y alimentos para nuestros hermanos y los 80 niños que están viniendo en esta marcha. En la casa siempre tenemos ropas que ya no utilizamos y pueden traer alimentos y todo lo que puede servir para el ser humano", afirmó Conde.

Expresó su esperanza para que la población alteña se solidarice con los marchistas donado víveres y vituallas para entregarlos antes de que los marchistas de la Amazonia boliviana ingresen al gélido frio del altiplano paceño con el objetivo de evitar que sean afectados por el clima.

El pasado 15 de agosto, cerca de 1.500 marchistas entre varones, mujeres, 80 niños y adolescentes partieron con una marcha desde la ciudad de Trinidad del departamento del Beni hacia la sede de Gobierno en rechazó a la construcción del II tramo de la carretera Villa Tunari (Cochabamba) a San Ignacio de Moxos (Beni) por medio del aérea protegida del TIPNIS y demandando el respeto al derecho de los pueblos indígenas de realizar la consulta previa para autorizar o no su ejecución.

RECORDEMOS

El domingo 25 de septiembre a las 17:00 horas cerca de 500 policías armados con balines y gases lacrimógenos intervinieron violentamente el campamento donde los indígenas se encontraban descansando, misma que dejó varios heridos y la desaparición de varios niños. Detuvieron a los marchistas, les cerraron la boca con cinta y los obligaron a subirse en cinco buses policiales para ser llevados a su lugar de origen en forma de prisioneros, pero este lunes la población enardecida en la localidad de Rurrenabaque liberaron a los indígenas de las manos policiales.

Recordar que el artículo 252 de la Constitución Política del Estado, señala: "Las Fuerzas de la Policía Boliviana dependen de la Presidenta o Presidente del Estado por intermedio de la Ministra o Ministro de Gobierno".