Vecinos del Distrito Municipal 1 cumplieron en la víspera el tercer día de toma de su Subalcaldía exigiendo la renuncia de la máxima autoridad del lugar, Rafael Llusco, a quien se lo acusa de supuestas irregularidades.

Por su parte la autoridad en compañía de algunos presidentes de diferentes zonas y el presidente del Comité de Vigilancia, Juan Carlos Quispe, se apersonaron a dicho recinto para poner fin al conflicto y aclarar las acusaciones vertidas en su contra pero no se encontraban la mayoría de los representantes de las juntas vecinales.

Asimismo, algunos representantes vecinales decidieron iniciar medidas de presión exigiendo la renuncia de Llusco ya que este habría priorizado obras a favor de zonas que le expresaron su apoyo y dejando de lado proyectos importantes como la avenida Arica, entre otros, zonas pertenecientes a dirigentes que estarían en su contra.

Los ciudadanos alteños levantaron en la víspera sus medidas de presión anunciando un ampliado el próximo lunes donde determinarían las nuevas medidas de presión.

 http://eldiario.net/