LA HORA DE LAS TRANSFORMACION Y CAMBIO EN LA SALUD DE LOS BOLIVIANOS A LLEGADO

( 8 HORAS DE TRABAJO LABORAL PARA EL PERSONAL DE SALUD) 

Por intermedio de la presente hacemos llegar al Hermano Presidente Evo Morales Ayma, nuestra solidaridad por cumplir y hacer cumplir las Resoluciones del Primer Encuentro Plurinacional realizado en Cochabamba en diciembre pasado y respaldamos el cambio de Gabinete del pasado 24 de enero del presente año. 

En el Primer Encuentro Plurinacional las organizaciones sociales han planteado el cumplimiento de las 8 horas de los trabajadores de salud, porque somos nosotros victimas del actual sistema de salud, deformado en su conducción, acomodado a intereses de médicos y dirigentes neoliberales, para satisfacer sus deseos de enriquecimiento ilícito a costa de la salud del pueblo, de los indígenas originarios y campesinos. 

Para nadie es desconocido y esperamos para las organizaciones sindicales de médicos y trabajadores en salud no sea conocido, que existe una concentración desmedida e inhumana de ítems en las capitales de departamento, en desmedro de los municipios donde vivimos nosotros los excluidos por este sistema de salud neoliberal que no ha cambiado nada hasta el 31/12/2011. 

De cada 100 médicos que paga el servicio público, 60 están en las capitales de departamento, esto no solo es culpa de las malas autoridades, sino de los gremios de salud que inventan toda suerte de artimañas para trasladar los ítems del área rural. 

Las 6 horas de trabajo para los trabajadores de salud no ha existido siempre, sino que fue una decisión neoliberal que en los años 90 se extendió a todos los trabajadores de salud. Estas jornadas laborales de 6 horas beneficiaba solo a los médicos que trabajaban en los hospitales, ya que las 2 horas restantes debían trabajar haciendo seguimiento a los pacientes hospitalizados. La jornada de trabajo de 6 horas no llegaba a las enfermeras y peor a ningún otro personal de salud que estaba obligado a cumplir con la Ley del Trabajo de 8 horas de jornada laboral.  

Esta decisión de extender a todos los trabajadores de salud a jornadas laborales de 6 horas, ha generado serios y graves problemas que se manifiestan en la situación de salud de nuestra población que se reflejan en los indicadores que tenemos y son los más bajos de Sudamérica. Con las 6 horas laborales se materializo las deformaciones que hoy parecieran normales y que han convertido al sistema de salud en un sector inhumano, ineficiente y excluyente; que resumimos con algunos ejemplos del día a día:  

  • Hay médicos que trabajan 1 día a la semana, supuestamente 24 horas, no hacen seguimiento a sus pacientes, duermen por la noche, trabajan efectivamente 8 horas y cobran por un mes de trabajo.
  • Hay médicos que se creen dueños de su ítem y ponen un reemplazante, al cual le pagan menos que de lo que ganan y cobran su sueldo como si trabajaran.
  • Muchos médicos llegan a su fuente de trabajo a la hora que quieren, para ellos es común que lleguen tarde y que nadie les controle; de paso se dan tiempo de su cafecito, salteñadas y paseos por fuera de los hospitales; al final tampoco se cumplen ni con las 6 horas de trabajo.
  • Un paciente que es atendido por un médico, casi nunca vuelve a ver al mismo médico y si quiere verlo tiene que ir a su consulta privada. La pésima atención ha convertido la consulta en el sistema público, en trampolín para llenar su consulta privada.
  • Los administrativos que en muchos casos no tienen nada que ver con los pacientes, igual trabajan 6 horas, la pregunta es ¿Por qué? o de que privilegios gozan.
  • Una auxiliar de limpieza, un trabajador de cocina, un almacenero que tiene funciones al margen de la relación con los pacientes, igual trabajan 6 horas.
 

Así podríamos mencionar más ejemplos que tienen que ver con la pésima atención, que hoy se tiene en los establecimientos públicos de salud y el estado de salud de nuestra población. Esta situación Hermano Evo tiene que parar y todo el que quiera trabajar tiene que cumplir con la Ley del Trabajo. 

Los trabajadores de salud que estén con el pueblo y que hay muchos, tienen que apoyar las reivindicaciones de los necesitados y excluidos, para construir un sistema de salud inclusivo, justo y para todos. 

Razón por la cual, el pueblo en su conjunto, se declara en emergencia y exige al Ministro de Salud y Deportes, se inicie un estudio de todas las deformaciones que ha generado las 6 horas de trabajo y se castigue a los que se aprovechan a costa del pueblo y excluidos de este sistema neoliberal existente.

 

Exigimos el retorno inmediato de todos los ítems del área rural que fueron despojados y trasladados a las capitales de departamento. 

Recordamos al Ministro de Salud y Deportes que en la Constitución del Estado Plurinacional, no se habla de "reformar o reestructurar el sistema de salud"; sino de CAMBIAR y TRANSFORMAR el sistema de salud por ser este fragmentado, inhumano, ineficiente y excluyente. 

La Paz, 26 de enero del 2012 
 

Jallalla la Revolución  del Sistema de Salud

Jallalla El Alto. 
 

Heriberto Marca Castro.

Ciudadano Alteño