La falta de seguridad en la urbe alteña impide que la población pueda incluso confiar en llegar a su hogar empleando el transporte público.

Vecinos de la zona Cristal denunciaron que choferes de la línea de minibús 751 los habrían secuestrado y agredido por haber denunciado el incremento de sus tarifas en más del 100%, según expresó Cristina López, una de las afectadas.

"El único delito fue el cobro por tramos que realizan. En una de nuestras rutinas para esperar a nuestros familiares y llegar a los domicilios se presentó un vehículo minibús con placa de control 2030-NSG, en la parada de Senkata, donde al abrirse las puertas del motorizado un voceador y el chofer nos empezaron a vociferar de manera grosera e inmediatamente el hijo del conductor descendió de la movilidad y me pegó en la cara, acción que causó que mi placa dentaría se cayera al suelo y cuando mi hija que llegó en ese momento intervino, pero el chofer de ese minibús desde la parte posterior nos hizo entrar al vehículo apretándonos el cuello, obligando a que subamos a su movilidad mientras nosotros gritamos pidiendo auxilio", relató al entrevistada.

http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_03/nt120315/nacional.php?n=56&-choferes-habrian-secuestrado-a-dos-mujeres-por-denunciar-abusos