El Municipio alteño proporcionó a las Micro y Pequeñas Empresas (MyPE's) un soporte para su producción junto a asistencia tecnológica, capacitación y servicios legales administrativos, con el objetivo de que El Alto se convierta en la primera ciudad industrial de Bolivia.

El técnico de la Micro y Pequeña Empresa y Mercadeo del Gobierno Municipal, Zenón LLusco Alave, informó que se busca mejorar la calidad de las unidades productivas bajo procesos de articulación que generan oportunidades de negocio procurando reducir costos y la especialización en productos nuevos.

Según la autoridad, en esta ciudad están asentadas más de siete mil unidades productivas agrupadas en grandes, medianas y pequeñas empresas.

En ese contexto, sostuvo que la comuna apoya a emprendedores que realizan inversiones en procesos de mayor valor agregado estableciendo la mejora y la competitividad empresarial para que tengan ventajas para crear mercados.

"A las pequeñas empresas y talleres artesanales, se les otorga servicios de soporte a la producción; como la asistencia tecnológica, la capacitación y los servicios legales administrativos", detalló Llusco.

Para fortalecer la cadena productiva se ha iniciado un proceso de intercambio y articulación entre las grandes y medianas empresas con los pequeños empresarios e incluso con microtalleres y unidades familiares campesinas, precisó.

Según la autoridad edil, el apoyo al sector productivo público y privado es una necesidad y una prioridad, porque genera oportunidades de negocios y crea nuevas fuentes de empleos que contribuyen a desarrollar la integridad del bienestar social y la construcción de una ciudad industrial.

Por su parte, el responsable de Empresas Grandes y Medianas, Esdras Mancilla, explicó que el Municipio a través de la Oficialía Mayor de Desarrollo Económico Productivo, ejecuta trabajos destinados a fomentar la actividad productiva urbano-rural y la Seguridad Alimentaria.

En este marco, ofrece ventajas a las empresas grandes mediante la Ley de Promoción Económica y construye infraestructuras productivas y sociales como los centros de acopio y captación sobre temas de agua en los distritos rurales.

"Esta ciudad de oportunidades tiene como necesidad real el trabajo digno y está promoviendo capacidades y habilidades de los jóvenes para que fortalezcan el desarrollo de las micro y pequeñas empresas, a través de cursos de capacitación en diferentes rubros", aseguró Mancilla.

En este contexto, el programa "Mi primer empleo digno" trabaja en la inserción laboral para varones y mujeres jóvenes de 18 a 24 años de edad, de bajos recursos económicos, con el apoyo de la cooperación internacional "Una Oportunidad para la Vida y El Trabajo"


http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_03/nt120316/nacional.php?n=46&-el-alto-quiere-ser-la-primera-ciudad-industrial-de-bolivia