Pasteles, jugos y comida se expenden sin higiene en la Feria 16 de Julio


Los sándwiches de chorizo tienen gran acogida en los visitantes cada jueves y domingo.

El comercio de alimentos en la populosa Feria 16 de Julio de El Alto es realizado sin ningún tipo de control por el Municipio, por lo que proliferaron los puestos improvisados sin garantía sanitaria, según verificó EL DIARIO, en una visita al lugar.

La oferta en el lugar es variada, se ofrecen salteñas o tucumanas desde los Bs 2, platos de chicharrones de diferentes tamaños, sándwiches de chorizo o los famosos platos de fideo y pesk'e de quinua desde cuatro hasta los 15 bolivianos.

En lo referente a bebidas, los visitantes pueden consumir algunos refresco naturales como quiz'a, durazno, piña u otros, los mismos que se ofrecen desde Bs 1 hasta cinco y llegando incluso hasta Bs 10.

Entretanto, los niños antes que consumir algún alimento o bebida prefieren masitas como pasteles o cremas, los cuales pueden ser consumidos sin necesidad de ocupar mesas o sillas dependiendo de la demanda del producto.

Todos los productos mencionados pueden ser encontrados en cada esquina de la populosa feria pero son expuestos por sus vendedoras a un alto grado de contaminación por el polvo y tierra causados por el alto tráfico vehicular, donde esas pequeñas partículas de virus, bacterias o parásitos, penetran al organismo humano junto a los alimentos.

Asimismo, no se debe descartar los diferentes insectos que vuelan por el lugar o se posan en los mismos productos dañando la comida.

Por su parte, Gustavo Blanco, médico de profesión, sostuvo que la higiene de las comerciantes no es la adecuada debido a que no cuentan con los métodos de prevención para evitar el traspaso de enfermedades.

"Lamentablemente, las comerciantes dedicadas a la venta de comidas, desde los puestos improvisados hasta los garajes y casas habilitados para ese propósito, atienden a las personas sin el más mínimo cuidado de higiene. Ninguna de ellas tiene un gorro que proteja los alimentos de sus cabellos y se evite que la caspa o alguna bacteria del cuero cabelludo lleguen a los platos. Además de ello, tampoco tienen guantes en las manos, mismas con las que no sólo sirven los alimentos sino que al mismo tiempo están contando los billetes que reciben y en algún momento de la jornada ellas deben ir al baño a hacer sus necesidades biológicas. Por todo ello, el ingerir alimentos en la feria de la 16 de Julio, es de muy alto riesgo, sobre todo para las familias de escasos recursos", resaltó el entrevistado.

Por otra parte, el entrevistado recomendó que es preferible consumir algún líquido embotellado y alimentos debidamente sellados hasta llegar a un ambiente que dé las garantías higiénicas favorables para la venta de lo contrario los menores de cinco años corren el riesgo de adquirir una infección intestinal severa, donde los padres deberán requerir una inversión de más de Bs 300, dependiendo del grado de la enfermedad, para cuidar el estado de sus hijos.

La Feria de la 16 de Julio es frecuentada por familias de escasos recursos quienes buscan adquirir productos de menor precio que, en la mayoría de los casos, son usados con la finalidad de cubrir sus necesidades circunstanciales.

"Muchas familias de escasos recursos incluso piensan que auto recetándose o ingiriendo algunas pócimas o yerbas pueden curarse sin la intervención médica y llegan a las consultas cuando los menores han perdido mucho líquido a consecuencia de la diarrea, la fiebre y el dolor de estomago que ocasionan las infecciones en todos los casos", explicó el profesional.

http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_03/nt120316/nacional.php?n=44&-pasteles-jugos-y-comida-se-expenden-sin-higiene-en-la-feria-16-de-jul 


Previous
Next Post »