- 20/03/2012

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, manifestó que el Gobierno no puede estar sujeto a conflictos internos de los padres de familia y a presiones de reconocer o no a una dirigencia, en alusión a las divergencias entre la Federación de Padres de Familia (Fedepaf) de El Alto y el Consejo Distrital de Juntas Escolares (Codife) de esa urbe.

En declaraciones a medios estatales, Aguilar señaló que el lunes se llegó a un acuerdo con la Fedepaf, que demandaba 700 ítems para escuelas de El Alto. Sin embargo, ayer el Codife se movilizó con la exigencia de 1.000 ítems y otros seis puntos.

En entrevista con la red ERBOL, los dirigentes de dichas organizaciones evidenciaron sus divergencias.

Los representantes de la Fedepaf y del Codije, Freddy Valverde y Fausto Loza, respectivamente, intercambiaron críticas y dejaron en claro que las dos organizaciones persiguen propósitos distintos.

Valverde reiteró que no todas las juntas escolares ni todos los distritos estaban presentes en la movilización del Codije.

Loza aseguró que el acuerdo que la Fedepaf hizo con el Gobierno "no tiene pies ni cabeza y sólo beneficia a unas cuantas unidades educativas de ciertos distritos de El Alto". 

El ministro Aguilar garantizó ayer la dotación de ítems educativos a El Alto, pero para tratar el asunto planteó la conformación de una comisión.