Docentes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) manifestaron su temor por supuestos despidos indirectos que serían la consecuencia del Decreto Supremo 1126, según afirmó la doctora Soraya Veja, presidenta de la Asociación de Docentes de la institución.

"Como docentes estamos observando la imposibilidad de poder mejorar la formación estudiantil, porque con las ocho horas y la aplicación de la Ley Financial, que nos prohíbe efectuar el cobro de sueldo en dos instituciones públicas, impedirán que profesionales especializados y con experiencia lleguen a dar catedra, por lo tanto es un despido indirecto", explicó Veja.

"Si bien a partir del tercer año se llega a efectuar prácticas hospitalarias dependiendo de la carrera del área de salud, ahora de acuerdo a la norma los estudiantes se verán impedidos a realizar las mismas, más aún cuando los docentes de las carrera de medicina, odontología, entre otras no deben trabajar en centros de salud públicos y viceversa, por lo tanto los médicos de los centros hospitalarios no serán sus docentes", aseguró.

Según la versión de la entrevistada, la norma actual hará que los sueldos de los docentes se reduzcan a pesar de que los catedráticos brindan clases en horarios extras a los de su labor.

"La Ley Financial prohíbe además que alguna persona del sector público gane más que la primera autoridad de Estado, aspecto que disminuye también el sueldo de los profesionales médicos, quienes se ven impedidos de ser docentes de universidades estatales. Por lo tanto, desde la implementación de esta norma los futuros docentes no serán necesariamente profesionales especializados, con experiencia, sino personal teórico que nunca efectuó ninguna experiencia de atender tratamientos clínicos", lamentó Veja.

Para la representante, las protestas sociales de vecinos o allegados al partido de Gobierno, debieran realizarse con el mismo desempeño para exigir mejores condiciones en la atención médica al interior de los centros de salud ante la falta de insumos, equipamiento y medicamentos.

"Nosotros que trabajamos en centros de salud de áreas suburbanas de la ciudad de El Alto, observamos que lamentablemente no se cuenta con el apoyo por parte de los municipios y las gobernaciones a pesar de que así lo establece la ley. Si bien se tienen los programas de seguro de la vejes, niño (a) adolescente, Seguro Materno Infantil, tuberculosis, Sida, entre otros, estas instituciones no cubren ni el 10%", lamentó la entrevistada.

Fuente El Diario.