AEl Alto cuenta con 100 educadores viales que trabajan en dos turnos.

Los educadores urbanos de la ciudad de El Alto, que personifican a las cebras y burros, denunciaron que a diario son víctimas de agresiones por parte de algunos peatones y conductores en su intento de implantar la educación vial en las calles alteñas.

La representante de los Educadores Viales de El Alto, María Elena Mamani, dijo a través de una entrevista con la Red Erbol que algunas 'cebritas' y 'burritos' son objeto de agresiones, insultos, empujones por la espalda, golpes en la cabeza y otros hechos de violencia cuando exigen a la población utilizar las calzadas, cruzar la calle por los pasos de cebra, utilizar las pasarelas y respetar las señalizaciones de tránsito.

"Hay personas mal intencionadas que nos agreden, que tendrán en la mente. Incluso algunas señoras de pollera nos han agarrado y nos han pateado en los tobillos cuando les enseñamos educación vial a los transeúntes", afirmó Mamani.

Por otra parte, aseguró que la meta de promoción y difusión de la educación vial en El Alto llegó a un 65%, porque hasta ahora muchas personas jóvenes y adultas aún no comprenden los mensajes que transmiten los educadores urbanos.

Asimismo, afirmó que muchas personas llegan del área rural hacia la ciudad por lo que desconocen el esforzado trabajo y les confunden con personas esquizofrénicas. "Un joven me dio la mano y metió su otra mano a la máscara y por poco me lastimó la cara y los dientes", contó Mamani.

La entrevistada contó también que viene trabajando desde el año anterior como educadora urbana, personificando en muchas ocasiones a la 'cebra' y el 'burro'. Según su testimonio, entre las mayores dificultades que se presenta en su labor se encuentra cierta dificultad para oír y ver a causa de sus máscaras.

Las Educadoras Urbanas coincidieron en manifestar que la satisfacción más grande que una persona puede recibir es el abrazo, la sonrisa y el estímulo de los niños y las niñas alteños. "La actitud de los niños nos levanta mucho el ánimo", dijo Mamani.



http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_04/nt120412/nacional.php?n=56&-educadores-urbanos-denuncian-agresiones-en-su-labor-cotidiana

El Alto cuenta con un total de 100 Educadores Urbanos que personifican a las cebras y burros, de los cuales 50 trabajan en la mañana y el resto por la tarde. Algunos meses el personal se reduce a 70, debido al bajo presupuesto asignado por la municipalidad y por las malas experiencias que sufrieron algunos jóvenes.