La Policía de El Alto teme que este modus operandi esté tomando fuerza
entre los delincuentes. La modalidad incluye una previa preparación
del asalto, en la cual ellos "estudian" a sus víctimas, que son
principalmente comerciantes que manejan grandes cantidades de dinero.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC),
coronel Félix Rocha, explicó que la víctima Simón C., que vive en la
calle Tomás Frías de la zona Bautista Saavedra, del Distrito 6, fue
golpeada y maniatada el lunes a las 12.30. Los antisociales ingresaron
con él al domicilio, sustrajeron los objetos y se marcharon en un
motorizado que estaba estacionado a dos cuadras del lugar.

De la misma forma operaron en otros dos robos ocurridos en esta
ciudad: una en una vivienda del Barrio Municipal, del Distrito 3 de El
Alto, el 31 de mayo, de donde se llevaron 9.000 bolivianos, y otra el
3 de julio en una comercial en El Kenko, del Distrito 2, de donde se
llevaron 8.000 bolivianos.

En el primero, cuatro personas ingresaron a un domicilio y cuando
escapaban en su motorizado mataron al cabo de policía Francisco
Baltazar, que acudió en socorro. En El Kenko también cuatro personas,
tres varones y una mujer asaltaron una comercial, y se marcharon en un
motorizado.

Consejos de la Policía

Según el Director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen
(FELCC), coronel Félix Rocha, los delincuentes usan cuerdas y armas
para reducir e intimidar a sus víctimas. Él aconseja no resistir.

Persiguen durante un mes

Los delincuentes identifican a sus víctimas en los bancos y en sus
negocios y los siguen durante un mes, según el director de la Fuerza
Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Félix Rocha.

"La experiencia nos ha demostrado que el tiempo que utilizan para
estudiar a sus víctimas es de 30 días, quizás lo pueden hacer en menos
pero deben coordinar tiempos de salida, entrada, cantidad de miembros
de la familia y otros detalles" para realizar el asalto.

Dijo que bajo esta modalidad, los delincuentes actúan en grupos de
cuatro: dos proceden a reducir a la víctima, uno registra el lugar y
alerta a los demás y otro conduce el vehículo en el que escapan.

Para no despertar sospechas, trabajan durante el día. La autoridad
mencionó que no se tiene una cantidad exacta de grupos que operan de
esta forma en la actualidad. "Vamos a ir identificándolos, pero
debemos sujetarnos a las investigaciones".

Recomendó que ante este tipo de sucesos, la población se percate de la
presencia de sospechosos y que identifique a quienes circulan por sus
viviendas sin que haya motivo aparente. También pidió que se informe a
la Policía y que se colabore en las indagaciones.

http://www.la-razon.com/ciudades/robarle-maniatan-hombre-casa_0_1648635151.html