(ANB).- El comandante Regional de la Policía de El Alto, Javier Francisco Alcázar, informó a la Agencia de Noticias de Bolivia (ANB), que esta ciudad tiene un déficit de 3.000 efectivos policiales para reforzar los módulos policiales, los patrullajes diurnos y nocturnos contra la inseguridad ciudadana, la atención en los Organismos y Unidades Operativas de la Policía.

Actualmente esta urbe cuenta con 2.800 efectivos policiales distribuidos a varias áreas.

Alcázar explicó que para aminorar el déficit de efectivos policiales se lanzó la primera convocatoria para la conformación del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip) de El Alto con el propósito de reforzar el patrullaje policial, las operaciones de rescate y la capacitación a la niñez, la adolescencia y la juventud.

"Si tienes vocación de servicio, puedes formar parte del Gacip", señala el slogan de la convocatoria.

"La falencia de recursos humanos, hoy llamado talento humano, es una necesidad imperiosa vemos que nunca es suficiente el personal policial, entonces para eso convocamos a la gente civil para apoyar a los operativos y los servicios policiales en bien de la sociedad", manifestó.

Según la versión de la autoridad, la Policía es mal entendida por algunos ciudadanos y mal remunerada por el Estado mediante las autoridades gubernamentales por la labor esforzada que realizan los efectivos policiales.

Asimismo, aseguró que el Gacip brindará apoyo a los organismos y unidades Operativas en los servicios extraordinarios impartidas por el Comando Policial de El Alto. El patrullaje policial a pie y motorizados en diferentes puntos de la ciudad. Participar en operaciones de rescate y auxilio, protección en casos de desastres naturales. Capacitar a los niños, niñas y jóvenes sobre procedimientos de seguridad ante hechos de peligro en la vida diaria.

El Diario.