Este material habría sido hallado también, en mayor cantidad, en un domicilio del centro de la urbe paceña, en ambos lugares se sospechaba la presencia de uranio

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, secuestró 15 bolsas de tantalio luego de un allanamiento domiciliario en la calle Catacora de la zona 16 de Julio, según informó el coronel Félix Rocha, director de la dependencia policial.

"En el domicilio Nº 300 de la calle Catacora de la zona 16 de Julio se pudo encontrar alrededor de 15 bolsas de ese mineral que en la actualidad fue remitido para su estudio con la finalidad de tener conocimiento del grado de riesgo que tienen en caso de identificarse la presencia de uranio", explicó.

Asimismo, agregó que los minerales que fueron secuestrados de este domicilio estaban a cargo del señor Edmundo Mamani, quien fue detenido con la finalidad de establecer el grado de responsabilidad ante la supuesta existencia de uranio en el lugar, hecho que se definiría de acuerdo a un estudio de toxicidad.

"Una de las bolsas fue enviada directamente a unidades de laboratorio con la finalidad de confirmar la existencia o no de algún grado de radiación", sostuvo.

Al respecto, cabe recordar que la tarde del pasado martes, efectivos policiales de unidades especializadas efectuaron el decomiso de varias bolsas de un mineral identificado como uranio, información que fue retractada de forma posterior a un análisis asegurando que se trataría de tantalita, pero se espera que los estudios de laboratorio a profundidad puedan establecer la existencia de todos los elementos químicos que se habrían detectado. Agregado a ello, se aclaró que estos materiales no contienen radioactividad por lo que no existe temor de contaminación a la población cercana a la zona.

"A simple vista, preliminarmente, se ha señalado que es un mineral de tantalita que contiene trazas muy bajas de uranio", aseguró el ministro de Minería, Mario Virreira, a los medios de comunicación indicando además que "en la actualidad está analizándose el contenido de esos minerales".

"Por las verificaciones que se ha hecho con los equipos del Instituto Boliviano de Tecnología Nuclear (Ibten) y del Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas (Sergeotecmin) se ha observado que no hay una irradiación que sea de riesgo para las personas", dejó en claro la autoridad en una conferencia de prensa presentada por la Agencia de Noticias Fides.

La tarde del martes, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, había indicado que se trataba de "dos toneladas de material radiactivo, cuyo valor en el mercado exterior llega a 50 millones de dólares", y el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, había especificado que el material "se usa para la construcción de armamento nuclear".

Sobre el hallazgo, este miércoles, el Ministro de Minería dejó en claro que "en este momento sería solamente especular señalando que es uranio".

Además, Virreira especifica que "si tiene algo ha de ser en contenido bajísimo" en el material confiscado, "porque los equipos no han detectado la existencia de uranio".

De todas maneras "para emitir una opinión ya definitiva, al respecto, debemos esperar los resultados de laboratorio para saber los contenido que pudieran tener las muestras que se han obtenido".

Por su parte, el jefe de Bancada de Convergencia Nacional en diputados, Luis Felipe Dorado, expresó su preocupación por el hallazgo que supuestamente contendría cantidades mínimas de Uranio, lo que significaría que este mineral estaría siendo explotado de manera ilegal, por lo que solicitarán en los próximos días una investigación a organismos internacionales expertos en el tema.

El diputado teme que la cantidad del mineral encontrado sea para abastecer y fomentar al programa nuclear de Irán, por lo que pidió a las autoridades gubernamentales que aclaren el origen del mineral confiscado y su destino final.


El Diario.