La planta permitirá un mejor tratamiento a la basura a comparación del que se realiza en la actualidad en la urbe alteña.

El Alto contará con una planta separadora de reciclaje cuando se instale un nuevo relleno sanitario en esta ciudad. La obra será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con un monto de 2,5 millones de dólares.

Para este cometido, la Comuna adquirirá un terreno de 20 hectáreas en el sector Norte de la ciudad con un monto de Bs 30 millones, esto estaría planeado para la próxima gestión.

Al respecto, Heriberto Mamani, coordinador de proyectos medioambientales de la Comuna, manifestó que el actual relleno sanitario donde se llevan los desperdicios de la urbe, ubicado en la zona de Villa Ingenio, tiene una vida útil que llega hasta fin de año por lo que se buscan nuevas soluciones.

"Ya está en las últimas, tuvimos acercamientos con los comunarios para que podamos jalar un poco más el relleno sanitario", comentó la autoridad.

"Desde un inicio, el proyecto estuvo presupuestado en el Plan Operativo Anual (POA), contamos con un monto de 30 millones de bolivianos para que se pueda disponer en la ubicación y la compra de las propiedades", agregó.

El Diario.