El suboficial René Alcoba, titular de la División Delitos Contra la Propiedad Privada de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), confirmó a EL DIARIO que los delitos frecuentes ejercidos por bandas delincuenciales son robos agravados junto a los ataques de pildoritas y cogoteros ejercidos contra ciudadanos al interior o fuera de sus domicilios.

De acuerdo con Alcoba, si bien varios operativos ejercidos por su División tuvieron buenos resultados desde el 2012 al desarticular cerca de cinco bandas de pildoritas, se identificaron en total a ocho organizaciones de cogoteros, de las cuales cinco estaban compuestas por ciudadanos peruanos.

"Lamentablemente nuestro esfuerzo no es acompañado por los encargados del Misterio Público, porque hemos solicitado un informe para hacer seguimiento de las personas que fueron aprendidas y remitidas a los centros penitenciarios y en varios casos nos llevamos la sorpresa de que han sido favorecidos con la libertad provisional eso significa que vuelven a las calles a re articularse para delinquir con la misma o diferente especialidad", observó Alcoba.

En una reunión con el fiscal de Distrito de La Paz, José Ángel Ponce, por parte de las autoridades de la Felcc, se dio a conocer la falta de flujo de información sobre detenidos liberados sin que esa disposición tome los recaudos necesarios para prevenir a las víctimas y la población, observó el funcionario policial.

En tanto que las víctimas de robo agravado si bien reconocen la labor policial desde la pasada gestión, lamentan que la falta de funcionarios policiales sea el otro factor que deja sin resguardo las calles en la ciudad de La Paz y El Alto.

"No sólo nos enteramos que muchos delincuentes salen en libertad, sino que siempre dicen que hay poco personal para patrullar las calles más peligrosas y tenemos conocimientos de que existe personal policial que están a disposición, eso significa que no están trabajando, entonces de que están ganando sueldo de ir a firmar los libros en el comando general", observó Mario Poma, quien el 2012 fue víctima de cogoteros en la calle 2 de la avenida Jorge Carrasco.


El Diario.