PERSONAL DE EPSAS A LA ESPERA DE DETERMINACIONES SUPERIORES CON RELACIÓN A SUS FUENTES DE TRABAJO.

El gobernador del departamento de La Paz, César Cocarico, señaló no estar de acuerdo con la institucionalización del control social dentro la misma institución, por eso solicitó a las autoridades correspondientes una inspección externa.

"No estoy de acuerdo con la institucionalización del control social, es decir es mejor que nos controlen desde afuera de la entidad", dijo.

Agregó que se debe crear una entidad que se haga el cargo de la administración del sistema de agua potable en la urbe paceña y alteña.

Además, que esta medida servirá para anular la corrupción, "sino sería como en las cajas de salud, por ejemplo, varias veces se han denunciado a los representantes de entidades sociales y de organizaciones también inmiscuidos en problemas de corrupción y la institucionalización de la participación social", dijo.

Por eso, las instituciones como las federaciones de juntas vecinales ( fejuves) no son las adecuadas para realizar el control.

"No es bueno, en este caso que los delegados de las fejuves vayan frenando", señaló Cocarico.

También agregó que Epsas tuvo una mala administración en estos últimos seis años, lo cual provocó una desfalco en sus acciones.

"En Epsas hubo corrupción y una mala administración y ahora se la debe manejar de manera transparente como, por ejemplo nosotros, tenemos reuniones de diálogo con las organizaciones sociales en el departamento de La Paz y, hasta ahora de manera transparente hemos manejado esta entidad y los compañeros ven algo, exigen, pero cuando es institucionalizado todo se disfraza", dijo Cocarico.

El Gobernador también señaló que la intervención a Epsas es para garantizar el suministro de agua a la ciudadanía.

"Es con el objetivo de garantizar a la población, ellos requieren seguridad y por eso se da la intervención, de tal forma que el agua siga llegando a los domicilios", indicó Cocarico.

El Diario.