Vecinos de la Ceja  reclaman por  excesivo comercio en vía pública

Álvaro Valero / Página Siete. La Ceja de El Alto reúne en pocas calles a comerciantes de todo tipo e intenso tráfico vehicular.

Vendedores aseguran que cuentan con licencias de la Alcaldía, choferes reclaman por el desorden que los perjudica. Las normas ediles no se cumplen.


Sergio Mendoza  / El Alto


Los peatones en la Ceja de El Alto se encuentran a cada paso con quioscos, mesones, plásticos con distintos productos y  vendedores instalados en las aceras.  Las calzadas tampoco están despejadas: cinco cuadras de la calle Franco Valle son intransitables  para  vehículos por una obra de alcantarillado que no concluye.

"(Los comerciantes) perjudican , mire cómo ha tapado mi farmacia. Hay enfermos que caminan y no tienen paso, tienen que ir a dar una vuelta, y el alcantarillado está así desde hace más de un mes. Me parece muy desorganizado porque el trabajo debía realizarse por partes: ahora no pasa ni la gente ni los autos", protestó la propietaria de la farmacia Sabelita, Eva Cochi.

En la calle Franco Valle los comerciantes ocupan gran parte de aceras y  calzadas. Hay mote, ají, ropa en promoción, charque, productos para el cabello, vegetales, adoquines sueltos, piedras, promontorios de tierra y hoyos de poco menos de un metro  a causa del alcantarillado. 
 
Una vecina que vive desde hace 40 años en la avenida Tiwanaku dice que los vendedores "han ido transformando sus puestos (que debían ser de 1,20 por 0,80 metros) a casetas más grandes. Cada uno tiene  dos o tres y los venden, transfieren y alquilan. Ocupan toda la calzada y no podemos utilizar ni auto".
Una vended
ora de peluches de la mencionada avenida, Jaqueline Quispe, cuenta que trabaja allí  hace tres años, que tiene el permiso de la Alcaldía de El Alto y que por él debe pagar anualmente un monto que desconoce. A su lado está Hortencia Mendoza, con 10 años en el rubro de medias, quien explica que paga 70 bolivianos al año por un espacio de 1,20 por 1,20 metros. 

Ante el excesivo comercio que impide el libre tránsito de peatones y vehículos, el secretario ejecutivo del distrito 1, Mauricio Copa, opina que la solución pasa por el cumplimiento de la normativa municipal y la construcción de espacios que reemplacen a las calles congestionadas, como campos feriales o mercados. 

"No se puede eliminar el comercio informal porque debe ser el 80% de la población alteña que vive gracias a esto, pero se pueden buscar alternativas". 

El secretario ejecutivo del distrito 8, Felipe Apaza, coincide en que se deben habilitar predios para el traslado de comerciantes a nuevos puntos de venta, aunque cree que habrá que cambiar la conducta de la gente porque "estamos acostumbrados a comprar al paso". "Los comerciantes no quieren entrar a los mercados porque sus clientes no les compran", argumenta.

El presidente de la Junta de Vecinos del distrito 8, Luis Ramos, opina que el mercado informal no debe concentrarse sólo en la Ceja de El Alto, sino descentralizarse . "Lo negativo del comercio en vía pública es que perjudica, pero lo positivo es que genera movimiento económico".

Ante la propuesta, un dirigente de los gremialistas, Wilfredo Mamani, asegura:  "Si se nos garantiza el trabajo entonces no veo por qué no podría descentralizarse de la Ceja". Y añade que "todos sus afiliados tienen  autorización de la comuna alteña".

El secretario ejecutivo de la Federación Andina de Choferes 1º de Mayo de El Alto, Silverio Paca, critica el trabajo edil.  "Cómo nos van a pedir que cumplamos con el orden cuando ellos no hacen cumplir a otros sectores".

Este medio no obtuvo información del jefe de la Unidad de Asentamientos del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto , Carlos Eduardo Oropeza, porque se encuentra de vacaciones.

La  normativa

Peatones:  El artículo 55 de la Ley Municipal de Transporte y Movilidad Urbana establece que "las aceras y pasarelas son para el uso exclusivo de los peatones".
Prohibición:  La Ordenanza Municipal 054/2007 indica que está prohibido exponer y colocar mercadería sobre aceras y calzadas; sin embargo, en las calles y avenidas de la zona 12 de Octubre se ven tarros de pintura, llantas de goma, carritos para freír pollos y otros.


Advertencia:  El dirigente de los transportistas Silverio Paca informó que desde enero analizarán medidas para exigir se despejen las calles  y que por "irresponsabilidad" de la Alcaldía  desde el próximo lunes aplicarán el "pasaje revolucionario", subiendo en  50 centavos las tarifas.

Fuente: Pagina Siete. .