Los transportisrtas cumplen un paro de 24 horas y bloquean varios de los puntos de conexión entre El Alto y La Paz en demanda del incremento de las tarifas para el servicio público.

La Razón Digital / Miriam Chávez / La Paz

10:15 / 28 de mayo de 2014

En cumplimiento de su 'paro movilizado' de 24 horas, los choferes del transporte público de El Alto instalaron esta mañana al menos seis puntos de bloqueo en esa urbe, que dificultan el traslado de personas hacia y desde La Paz. Demandan subir el costo de los pasajes de 1 a 1,50 bolivianos y advierten con declarar un paro y bloqueo indefinido. La Policía garantiza el tránsito vehicular hasta el Aeropuerto y en la Autopista.

A las 05.00 empezó la medida de presión con la quema de llantas en puntos de bloqueo como en el cruce a Viacha, avenida 6 de Marzo, zona Ballivián, Faro Murillo, Senkata y Juan Pablo II. Cientos de personas tuvieron que sortear las barricadas de piedras, llantas y otros objetos para llegar hacia la ciudad de La Paz o a El Alto.

El dirigente de los choferes de El Alto, Silverio Paca, informó a La Razón Digital que solo irán al diálogo con las autoridades de la Alcaldía cuando el primer punto de discusión sea subir el costo del pasaje de 1 a 1,50 bolivianos, porque –explicó- su sector cumplió con compromisos de  respetar y acatar, por ejemplo, la restricción vehicular.

El comandante regional de la Policía de El Alto, coronel José Luis Aranibar, informó de 15 puntos de bloqueo y que está expedita el tránsito por la Autopista hasta el aeropuerto, como la avenida Mario Mercado. Por el momento, dijo, están suspendidas las salidas de buses interdepartamentales.

El responsable de la Unidad de Movilidad y Transporte de la alcaldía alteña, Daniel Fernández, informó que la Policía habilitó el tránsito en la autopista, que amaneció interrumpida al tráfico vehicular. Añadió que hay disposición a negociar, siempre y cuando los choferes suspendan el trameaje, respeten sus rutas y acaten la restricción.

Paca informó que en la tarde realizarán una evaluación y que planifican extender de forma indefinida la medida de presión hasta lograr atención a su principal demanda.

Fuente: La Razón.