[FOTOS] Rapel urbano, la nueva diversión en la ciudad de El Alto

Fotos: Cortesía de Diego del Carpio. Un hombre se sujeta del arnés para descender del mirador del Faro Murillo.

Para ver la galería de fotos haz clic en la "lupa" ubicada en la parte superior derecha de la imagen actual.

 Margarita Palacios / La Paz
Una mezcla de  miedo, adrenalina   y escalofríos sintió la cholita cachascanista Juanita la Cariñosa, quien   descendió de la torre del mirador del Faro Murillo, ubicado en la zona de  Villa Dolores, con un casco blanco, guantes y un arnés que rodeaba  su  cintura.
"He sentido mucho vértigo; tenía miedo de que se rompan las cuerdas, pero después me encantó la experiencia, sentí mucha adrenalina", contó Juanita tras lanzarse de una altura de 25 metros en un  rapel nocturno.
Éste fue uno de los tres rapels gratuitos  (descenso por superficies verticales)  que organizó la Unidad de Promoción Turística del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (GAMEA), con el objetivo de promocionar el turismo de aventura en la urbe alteña.    
"Las actividades se denominaron Saraqaña, que viene del vocablo aymara que significa descender, en este caso del mirador del Faro Murillo. Aprovechamos la vista paisajista, sin la necesidad de irse a sitios lejanos", explicó el técnico de la unidad, Diego del Carpio.
El 6 de junio habrá otro evento similar  en la Universidad Pública de El Alto (UPEA). Se bajará desde el último piso del edificio emblemático de esa casa de estudios, que tiene una altura de 35 metros.
Para esta actividad habrá 20 cupos, que podrán ser adquiridos en la Unidad de Turismo alteño, ubicada en Villa Dolores,   o en el Facebook: Turismo El Alto. El requisito  para participar en esta actividad es ser mayor de 12 años y no tener problemas cardiacos.
Otra de las participantes  fue Delia Mamani, de 21 años, quien recordó sentir mucha adrenalina.  "Como me gusta el riesgo, me he lanzado; es una experiencia inolvidable, fue increíble vencer ese miedo", relató. Ella  ya había participado en el primer evento  realizado el 27 de septiembre del año pasado, en el marco de los festejos del Día Mundial del Turismo.
 El mirador del Faro Murillo tiene un panorama de 180 grados, de donde  se puede apreciar  la hoyada paceña y la cordillera Real, desde el  Huayna Potosí  hasta el Illimani.
El segundo evento se llevó adelante en  febrero; en él participaron más de 40 personas, entre estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), de la UPEA, especialistas de agencias de  turismo,  población local y  turistas.
Mientras que el tercer  rapel se desarrolló  entre el 26 y 27 de abril. "Las  luces de la ciudad y de las estrellas nos dieron  un panorama nocturno espectacular",  recordó Del Carpio.

 La Unidad de Turismo del municipio alteño cuenta con un  equipo especializado de rapel, que incluye  cuerdas, cuerda para anclaje, mosquetones, cascos y  guantes, entre otros artefactos, que garantizan la seguridad de los participantes. Además, las pruebas se supervisan.
Caída libre
Otro  deporte de riesgo que se realizó en la ciudad de El Alto fue   la caída libre, que consistió en lanzarse del tinglado  de la Unidad de Turismo de la sede social de  Villa Dolores.
Los  25 jóvenes, entre los 18 y  26 años, que participaron en la actividad escalaron  la estructura  de aproximadamente tres pisos y se lanzaron al vacío  para disfrutar de  la caída libre.

Antes de ejecutar la actividad,  tres  técnicos especialistas en deporte extremo hicieron  varias  pruebas para evitar accidentes.
 Uno de ellos  ayudaba a la gente a  ponerse el equipo, mientras explicaba el procedimiento que debía seguir; otro  los cuidaba a través de  una  cuerda  y el tercero  vigilaba la caída libre.

Los participantes en las cuatro  actividades fueron los ganadores de   concursos lanzados por Facebook,  que consistían en responder  preguntas referentes a  lugares turísticos y culturales de El Alto.

 Cosmovisión andina y arte es el regalo para las   mamás.

 

 Para  el Día de la Madre, la Unidad de Promoción Turística del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (GAMEA) organiza un  recorrido para  apreciar la cosmovisión andina y el  arte.
Inicialmente se visitará la waqa de Jamputiri, donde  los yatiris  leerán la suerte  a las madres. Luego se irá  a la galería Arte Libre, ubicada en la avenida Litoral.
Posteriormente,  las mamás serán llevadas al mirador de Atipiri, ubicado en la zona de Atipiri del distrito 8, para conocer   la arquitectura alteña y deleitarse con el panorama.
Los hijos que deseen regalar este paquete a sus madres pueden inscribirlas en la Unidad de Turismo, situada en la Sede Social de Villa Dolores o también escribir  al  Facebook: Turismo El Alto.  
Otra actividad que programó  esta unidad del municipio alteño para  mediados de junio es la  segunda versión de trekking  por la ruta Cotaña, que comprende 12 km de caminata. "Se visitará las lagunas de colores de Alto Milluni y posteriormente se hará  descenso en cuerda", explicó el técnico   de la Unidad de Turismo, Diego del Carpio.

Fuente: Página Siete.