La Alcaldía continuará controlando el cumplimiento de la restricción.

(ANF).- El alcalde de El Alto, Edgar Patana, ratificó ayer continuar con la restricción vehicular y rechazó el incremento de las tarifas del servicio del transporte urbano en esa ciudad en medio de la amenaza de un paro indefinido por parte de los choferes.

Patana informó que en los siguientes días convocará a los dirigentes del transporte, para iniciar un proceso de diálogo que permita encontrar una solución concertada al tema del transporte por el incremento del parque automotor.

"Estamos convencidos que esta restricción vehicular está dando sus resultados y en el tema de las tarifas es necesario consensuar porque los vecinos están molestos con la determinación de los choferes", dijo a la red ATB. 

Por su parte, el dirigente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) Javier Ajno, informó que en un ampliado general de las juntas vecinales se decidió rechazar el incremento de 1 boliviano a 1.50 la tarifa del transporte, propuesta por los choferes.

 "Los vecinos han decidido salir a las calles para hacer respetar el transporte libre estamos advirtieron a los choferes que en caso de que existan bloqueos. Estamos plantea que se crea un sistema de transporte vecinal y que cada vecino que cuente con un vehículo pueda acceder a prestar el servicio", dijo el dirigente.

A partir de este martes, los choferes asalariados de El Alto inician un paro indefinido de actividades rechazando la restricción vehicular impuesta por el municipio y demandando la aplicación de la tarifa de 1.50 bolivianos para el pasaje.

Fuente: El Diario.