Vecinos de la zona Kiswaras, ubicada en el Distrito 4, denunciaron la presencia de un vehículo Caldina blanco sin placa de control, en el que cuatro antisociales se trasladarían para realizar robos con armas a casas, tiendas y negocios comerciales, ante lo que los ciudadanos se declaran en emergencia, explicó Jorge Huanca, representante de calle del mencionado barrio.

El pasado miércoles en la zona San Salvador, próxima a Kiswaras y colindante a Cosmos 79, una vivienda fue robada por parte de cuatro antisociales, quienes trasladaron los objetos de valor de una casa, al interior de un vehículo y cuando los vecinos pretendieron acercarse se dieron cuenta que estas personas se encontraban armadas, razón por lo que ningún vecino pudo impedir el delito, ante la total ausencia policial.

En las mencionadas zonas si bien se encuentra instalado un módulo policial, la "pobreza franciscana" en la que deben trabajar dos policías por turno diario, genera compasión y mayores riesgos de inseguridad ciudadana en la que se encuentran más de 40 zonas del Distrito 4.

"Los dos policías que están destinados a este módulo policial lo único que tienen para decir que pertenecen a la institución policial es el uniforme, porque ellos no portan armas reglamentarias, equipos de comunicación, de transporte o elementos de disociación, es por eso que hasta ellos corren el riesgo de ser asesinados, porque aquí la delincuencia se transporta en vehículos y están armados", afirmó Marcos Chuquimia, vecino de la zona Kiswara.

Además, culpó a las autoridades municipales por esta "dejadez", debido a que supuestamente se entregó 150 motorizados, de los cuales, en criterio de Chuquimia ni una llanta y menos combustible llegan a ser distribuidos a las zonas alejadas donde la delincuencia se incrementó en más del 300%, en comparación con otras gestiones.

La demanda de los vecinos se enmarca en la instalación de luminaria pública, construcción de rompemuelles en cercanías de establecimientos escolares, patrullajes motorizados nocturnos, equipamiento a los módulos policiales con armamento reglamentario y un adecuado sistema de comunicaciones, además de combustible, factor que es sólo de responsabilidad de direcciones anteriormente señaladas además del Comando Regional de la Policía.

En cuanto a las luminarias públicas, el subalcalde de este distrito, Joaquín Condori, se comprometió a atender dicha demanda, tomando en cuenta que la época de los mecheros dejó de ser utilizada en el pasado siglo, pero no especificó la cantidad de luminarias a ser atendidas por lo que sólo dio a conocer que dicha demanda será atendida.

"Los vecinos sólo nos deben entregar croquis, para que nosotros con el equipo técnico podamos realizar la colocación de las luminarias públicas, donde no funcionan o están con desperfectos", indicó de manera escueta.

Ante la serie de atracos, robos agravados y violaciones que se denuncian en la zona, además de la aparición de cuerpos victimados, que son abandonados aprovechando la ausencia de patrullajes nocturnos y ausencia de planes de seguridad ciudadana, los vecinos advierten con aplicar sistemas de control y justicia por mano propia en caso de que el Ejecutivo continúe abandonando dichas atenciones que demanda la población.

"Al parecer nosotros tenemos que armarnos, porque los policías que nos designan no traen ni laques para sus caminatas", expresó Guillermina Mamani, una vecina de la zona afectada por estos delitos.

Si bien la dirección de Seguridad Ciudadana realiza la dotación de motorizados a las instancias policiales, estos serían "un adorno", de acuerdo con declaraciones de Mamani, ante la ausencia de políticas públicas en seguridad ciudadana, patrullaje, registro y fichaje de antisociales que deberá ser emprendida desde esa dirección.


Fuente:  El Diario.