Los vecinos impiden que choferes del sindicato Arco Iris cumplan rutas en su zona ante las constantes denuncias de abuso.

Vecinos de la zona Villa Adela mantienen el bloqueo al ingreso del Puente Bolivia en protesta contra los transportistas afiliados al sindicato Arco Iris y en apoyo a sus dirigentes, quienes enfrentan procesos legales por supuestas agresiones hacia los choferes, informó el presidente del barrio, Félix Copa.

El activista dio a conocer la demanda que recibieron del Sindicato Arco Iris, donde los dirigentes son acusados de hechos delictivos en contra de los propios vecinos, razón bloquearon las vías aledañas a Villa Adela.

Por otro lado, negó los cargos en su contra, argumentando que los vecinos sólo rompieron vidrios de la sede del sindicato, estando dispuestos a reparar los daños materiales, "porque ningún vecino agredió a los choferes".

Reclamó que las autoridades no les otorgan la licencia del trasporte organizado por los vecinos, a fin de no depender de los del transporte público, lo cual fue tratado en reuniones con los vecinos, los mismos que aprobaron la medida, logrando que funcionara por un tiempo.

"Villa Adela tiene una población de 9.000 personas, por lo cual demandamos paradas Bus Sariri, a fin de tener un servicio de calidad, somos una de las zonas que desde la gestión pasada, sufre atropellos del transporte sindicalizado", declaró Copa.

Según informó EL DIARIO, el martes pasado, el fiscal general de la zona, Lucio Apaza, luego de que varios choferes cometieran irregularidades en meses pasados, la dirigencia vecinal tomó la decisión de expulsar a dicho sindicato de transporte de la zona para así evitar más maltratos.

Sin embargo, los choferes pertenecientes a este sindicato se habrían re-articulado en otras líneas de minibuses, utilizando las rutas del cruce de Villa Adela hasta el Puente Bolivia, además, en algunos casos utilizando otra razón social perteneciente a los trufis Andino.

Por otro lado, se denunció también que la línea 614, de color azul, estaría siendo usada por estos choferes, funcionamiento que no tendría la respectiva licencia otorgada por parte del Gobierno Municipal, instancia que hasta la fecha tampoco se pronunció para que los conductores puedan dejar de operar.

Aclaró que varios vecinos del Distrito 3, tanto de la zona Villa Adela como de los barrios Cosmos 79, Libertad, Villa Adela Yunguyo y otros, han tomado la decisión de expulsar de manera definitiva a los minibuses del sindicato Arco Iris, a objeto de buscar otros transportistas, la presencia del Bus Sariri o las movilidades que estuvieron operando de los propios vecinos con la venia de la Secretaria de Transportes y Vialidad de la Alcaldía.