BCB entregó   terrenos al centro nuclear; no habrá expropiación

Fotos: Álvaro Valero / Página Siete. Los terrenos del BCB en los que se construirá el proyecto.

Leny Chuquimia /  El Alto

Las 15 hectáreas del Banco Central de Bolivia  (BCB) destinadas a la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear fueron inspeccionadas ayer por el presidente Evo Morales y  representantes de la empresa rusa Rosatom.   

La viceministra de Electricidad y Energías Alternativas, Hortensia Jiménez,   informó que con los predios que transferirá  el BCB  no es necesaria una expropiación. La entrega de los predios no generará daños económicos al Estado.
"Este es uno de los activos más importantes  que el BCB tiene  desde hace más de 10 años. De ninguna manera va a representar un gasto o una pérdida al Estado, es una transferencia de manera onerosa", dijo el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga.
 Indicó que los predios corresponden a los activos de la entidad financiera, producto de la adquisición de terrenos de  los bancos  quebrados. "Nosotros pusimos el dinero para devolver lo ahorrado por los clientes  (de los bancos que quebraron), vamos recuperando permanentemente activos  y uno de los más importantes es este terreno, sin saber que  iba a servir para un proyecto tan grande ", dijo.
Manifestó que el precio de los predios no fue valuado y que este dato se conocerá una vez que se termine el diseño del proyecto y se haga la evaluación de toda la instalación. Hasta hace algunas semanas los terrenos no tenían un fin definido.   
Las autoridades de Gobierno    aseguraron que todos los papeles para el saneamiento del terreno, incluida la aprobación del directorio del BCB,  ya están  siendo analizados en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Plurinacional, listos para su aprobación   la siguiente semana. "La próxima (semana), a mi regreso de Irán,    eso ya se tiene que a aprobar", indicó la primera autoridad del Estado.
 Asimismo, un equipo técnico  de la empresa rusa Rosatom recorrió el terreno a la cabeza del embajador de Rusia en Bolivia, Alexey Sazonov. Anunció que los técnicos estarán en las reuniones preliminares para el diseño del proyecto por el tiempo de tres días y que en diciembre llegará un grupo de avanzada para empezar con  los trabajos. Al respecto, Morales indicó que pedirá a su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, en el marco de  la III Cumbre de Países Exportadores de Gas, que el centro de investigación nuclear en Bolivia sea el más grande de la región.
       "Escuchando la palabra de los compañeros, voy a pedir  al Presidente de Rusia que   este centro sea el centro más grande de Sudamérica. Lo haré la próxima semana", dijo.

 El terreno está entre el límite de los distritos 8 y 10 de El Alto, en la zona de Parcopata, entre las carreteras a Oruro y Viacha. Asimismo, se encuentra sobre la línea férrea   Arica-La Paz, lo que puede facilitar la exportación  de los productos que sean irradiados en la Planta de Radiación Gama para la certificación sanitaria y  de inocuidad.

Según los bocetos preliminares al proyecto, se hará  la división de los componentes en tres líneas de seguridad, siendo el reactor de investigación el que tendrá la mayor restricción.

Predios  requieren trabajos ediles

La viceministra de Electricidad y Energías Alternativas, Hortensia Jiménez,  aclaró que al ser terrenos estatales ya no se necesitarán expropiaciones y que  los únicos trabajos que deben ser coordinados con la Alcaldía son los de servicios básicos.     
"Ya no necesitamos hacer ninguna expropiación. El terreno nos lo ha mandado Diosito. Acá tenemos las  15 hectáreas que necesitábamos", explicó.
Sostuvo que por el carácter estatal de los predios, los trabajos con el municipio están en el marco de competencias territoriales. "Para nosotros va a ser importante trabajar el tema de los servicios básicos, que deben haber no sólo en el terreno, sino en los barrios aledaños", dijo.   
Según las  autoridades, la inspección fue improvisada y los datos   confidenciales. Sin embargo, en el lugar  esperaba un palco con  sonido, 200 vecinos concentrados y la transmisión de medios estatales.

Fuente.