Familia denuncia asesinato de conductor de minibús


El caso es investigado por efectivos de la Felcc.

Johnny Escarza Cruz falleció luego de recibir tres disparos de arma de fuego, durante el robo de su vehículo de servicio público, según denunciaron familiares de la víctima. Su cuerpo quedó abandonado en la zona Parcopata del Distrito 8.

RELATO

La familia del conductor dio a conocer que éste trabajaba como chofer del sindicato Primero de Mayo, para costear su formación académica en la carrera de Sociología de la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

La noche del jueves 24 de diciembre, la víctima determinó continuar trabajando después de las 21.00 horas. Al llegar la medianoche, la familia, al no tener comunicación con su hijo, salió a buscarlo sin lograr resultado alguno.

Esto se mantuvo durante el feriado de Navidad, ocasión en la que pidió el apoyo de funcionarios policiales, quienes el sábado recibieron un informe sobre el levantamiento legal de un cadáver en la zona de Parcopata. El cuerpo había sido abandonado y luego trasladado hasta la Morgue del Hospital de Clínicas en la ciudad de La Paz.

La familia identificó el cuerpo de la víctima en el mencionado recinto y se verificó que el mismo habría muerto como consecuencia de tres impactos de arma de fuego, uno de ellos en la cabeza, otro en el rostro y uno más en la región del estómago.

PADRES

Paulino Escarza, padre de la víctima, dio a conocer que su hijo no tenía plan de festejo o reunión para la noche del pasado 24 de diciembre; por el contrario, habría determinado continuar trabajando con su vehículo de servicio de transporte público.

"Cuando lo hemos estado buscando a mi hijo, porque no llegó en la noche del 24, se ha realizado la búsqueda, pero sólo días después lo pudimos encontrar en la Morgue del Hospital de Clínicas, donde incluso él había estado al interior de un saquillo plástico, al que fue introducido luego de ser asesinado", indicó el padre de la víctima.

En la actualidad, la familia solicita a la población dar referencias sobre su vehículo, un minibús blanco, con placa de control 1991-DBI, modelo 1996.

"Sus compañeros informaron han visto que él estaba trabajando ese día hasta las 21.00, luego, después de esa hora, ya nadie sabía cuál era su paradero. Sólo sé que a mi hijo lo han matado los cogoteros o auteros, quienes han robado el vehículo, pero para lograr este objetivo han matado a mi hijo", reiteró Escarza.

Por su parte, la madre detalló que el cuerpo del joven fue encontrado envuelto en una frazada, al interior de una bolsa de yute, aspecto que la familia exige que sea investigado por ser esta una característica particular que generalmente es utilizada por una de banda de "auteros", conocida como el "Clan Juli", quienes incluso maniataban a sus víctimas y abandonaban sus cuerpos siempre al interior de una bolsa de yute.

ACHOCALLA

Un segundo hecho atendido por la División de Homicidios de la Felcc se trata del levantamiento legal del cuerpo de un joven identificado como José Lazo, quien falleció por asfixia, al ingresar al lago de Achocalla de donde no pudo salir.

El informe médico forense asegura que la muerte fue por asfixia en sumersión. Sin embargo, la familia se opuso a un informe detallado sobre la muerte, impidiendo el traslado del cadáver.

La Felcc informó que en la gestión actual tres personas fallecieron por sumersión en el lago de Achocalla.

Fuente

Previous
Next Post »