Choferes se enfrentan por rutas

Choferes de micros y minibuses, ambos afiliados al sindicato Pedro Domingo Murillo, se enfrentaron ayer por la conducción en las rutas de Villa Adela y Cosmos 79, según informó la representante legal del sindicato, Lenny Vargas Zurita.

De acuerdo con la denuncia, un joven de aproximadamente 25 años fue dañado por una golpiza que derivó en la pérdida de parte de su órgano reproductor.

La abogada de la parte querellante dijo que varias víctimas se constituyeron a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, a fin de hacer efectiva la demanda. El caso está registrado en la División de Personas.

La entrevistada dijo también que el representante de los micreros, Olivio Q., se encuentra en celdas policiales, acusado por ser, supuestamente, parte de la brutal golpiza que le propiciaron al joven, quien fue operado la madrugada de ayer perdiendo uno de sus testículos

"Estamos a la espera del informe del medicó forense, para que el fiscal Yecid Enriques Mercado, evalúe el caso y pase al Ministerio Público, a fin de que se haga justicia en el caso, lastimosamente el joven es soltero y no podrá tener hijos", replicó.

Por su parte, el secretario de Régimen Interno del Sindicato Pedro Domingo Murillo, Emiliano Luis Copana, señaló que día a día acarrean con problemas, porque los choferes de los micros no dejan que los minibuses circulen por el lugar, a pesar de que están afiliados a la misma organización.

"Hace dos años que tenemos el problema con los micreros, quienes se sienten dueños de la calle, tenemos las rutas aprobadas por la Alcaldía y por el alto mando del sindicato, a uno de mis compañeros le lastimaron la mandíbula y ahora en la reciente golpiza, un joven chofer de 25 años le dañan las partes genitales de su cuerpo", declaró.

PADRE

Entretanto, el padre de la víctima pidió justicia porque aseveró que las agresiones fueron constantes, contando que él también habría sido amedrentado cuando formaba parte del sindicato, sólo que esta vez fue a su hijo, quien se encuentra internado en el hospital Boliviano Holandés.

"Los choferes de los micros son los que golpearon a mi hijo dejándolo, lastimando a sus órganos genitales, lo agarraron entre diez personas, cuando mi hijo comenzaba a trabajar por con su minibús por la zona de Villa Adela", declaró el progenitor.

Fuente: El Diario .

Previous
Next Post »