La alcaldía denuncia que Trebol incumplió la instalación de papeleras y contenedores en la ciudad.

La alcaldesa de la ciudad de El Alto, Soledad Chapetón, aseguró que la supuesta deuda de 6 millones de bolivianos que aduce la empresa Trebol es injustificada, por lo que la autoridad exigió a la entidad que demuestre su acusación mediante un documento financiero.

De acuerdo con las declaraciones de la autoridad, estas aseveraciones fueron efectuadas por parte de la empresa de recojo de basura, a la que la Alcaldesa señaló que al documento recibido respondió con una negativa, señalando que no existe ninguna deuda con Trebol y que el pedido de recisión de contrato no tiene razón de ser.

"La denuncia que la empresa Trebol ha presentado mediante una carta notariada no tiene ninguna justificación porque nosotros les hemos dado a conocer, no solamente a ellos sino a la población entera, que no les debemos nada, además en una de las cláusulas del contrato entre ambas partes, dice que tiene que haber el cumplimiento por parte de dicha empresa en favor de la ciudadanía tema que no fue efectuado en ningún momento", manifestó la autoridad.

Al referirse a dicho incumplimiento, mencionó que desde la firma del contrato, hace ocho años atrás, en ningún momento se ha invertido en la población con la implementación de dos mil basureros o papeleros en la urbe alteña, de igual manera se ha mencionado contenedores que, según la Ejecutiva Municipal, no fueron instalados.

DENUNCIA

Por otro lado, Chapetón indicó que en las últimas horas se ha efectuado una denuncia ante el Ministerio Público con relación al atentado a la salud pública cuando trabajadores, presuntamente ordenados por autoridades de la empresa y algunos exdirigentes, echaron basura en puertas del edificio central del Municipio.

"Para nosotros esta actitud fue un hecho de amedrentamiento, porque inclusive hemos podido conocer que minutos antes fue sacrificado el perro que colgaron en la misma puerta del Municipio, hecho que podemos demostrarlo, actitud deshumana, por eso fue que se ha efectuado nuestra denuncia, porque se ha vulnerado y violado uno de los artículos del Código Penal", explicó Chapetón.

INCREMENTO

Al referirse a incremento que pide Trebol de 15 millones de bolivianos anual por el pago de servicio, la Alcaldesa afirmó que acceder a esto es imposible porque no se puede pagar el aumento.

"Esta actitud nos llama la atención, inclusive algunos exdirigentes señalaron que nosotros debemos cumplir esta modificación de contrato, pero la pregunta es a quién le vamos a quitar ese monto porque actualmente les pagamos 80 millones de bolivianos por año y el aumento que quieren significaría más 15 millones al año", dijo la máxima autoridad alteña.

Sobre el tema, Chapetón indicó que en el documento que recibió por parte de la empresa Trebol, donde señala que existiría una cláusula de ajuste de precios, según la modificación contractual aceptada, hasta la fecha la empresa nunca habría hecho llegar dicha modificación con una aceptación de contrato, pero que para la autoridad no existiría esa cláusula.

Asimismo, la autoridad edil dijo que el único argumento que maneja Trebol sobre este tema es que el Municipio estaría en mora, lo que fue desmentido por Chapetón.

"Todo ese argumento es falso, porque nosotros hemos pagados mes tras mes por el recojo de basura porque además la población sabe que ellos pagan por este servicio en la factura de luz, pero también es importante que sepan que, de los 80 millones de bolivianos, la ciudadanía paga con su factura de luz el 12 por ciento y el 88 por ciento lo paga el Municipio a través de una subvención", sostuvo la alcaldesa Soledad Chapetón.

PAGOS

Por otra parte, la autoridad confirmó que los dirigentes de organizaciones sociales que componían el directorio la Empresa Municipal de Aseo de El Alto (Emalt) recibían pagos con recursos públicos por cada sesión a la que asistían.

"Estas personas que se beneficiaban con estos pagos son los que nos hicieron llegar un voto resolutivo apoyando a la empresa Trebol, indicando que se está brindando un servicio efectivo (de recojo de basura) en nuestra ciudad", dijo la Alcaldesa.

La declaración de la autoridad fue respaldada por la copia del acta de reunión del directorio de Emalt efectuada el 12 de noviembre de 2012, cuando el exburgomaestre Edgar Patana presidía el comité encargado de fiscalizar el trabajo de la empresa recolectora de residuos sólidos en El Alto.

"Sabemos que están enojados estos dirigentes que eran miembros del directorio porque cobraban una dieta que variaba entre 500 y 2.000 bolivianos por cada sesión del directorio, que la hacían por los menos cuatro veces al mes", indicó Chapetón.


El Diario